lunes, 28 de febrero de 2011

Y los Oscars fueron para... (un breve comentario)

Me van a decir ustedes que todo es negativo siempre en el Laboratorio, pero es que la realidad de los hechos es la que marca la verdad en las afirmaciones que realizamos aquí.

En primer lugar decir que la dichosa ceremonia ha sido un pastelón insoportable, rematado por un final sensiblero -y malo- protagonizado por el coro de niños interpretando "Somewhere Over the Rainbow" de "El Mago de Oz". La pregunta que surje es "¿No habíamos sufrido ya bastante con unos presentadores mal escogidos y peor interpretados, para efectuar las entregas de los premios...? Y no quiero hablar de lo patético que resultó la "puesta de largo" de James Franco como Marilyn. En fin... Sin comentarios.

Los recortes presupuestarios han debido hacer mella entodo el montaje del tinglado, logrando que la duración de la gala no se haya ido a las típicas cuatro horas de -casi- rigor (mortis), lo cual habría sido de agradecer si no nos hubieran añadido tanta mermelada al pastel... y tan poca calidad.

Dicho esto, pasamos a comentar brevemente la satrapada cometida esta madrugada.

Comenzar diciendo que los premios a Mejor Película, Actor, Director y Guión Original han sido, obvia y lógicamente ganados por "EL DISCURSO DEL REY", si bien la cosecha ha sido ciertamente corta si tenemos en cuenta los premios perdidos en favor de algunos indocumentados merecimientos. Y me explico.

Melissa Leo le ha robado el premio a Helena Bonham-Carter, infinitamente mejor actriz, por un trabajo más que normalito -y desde luego nada merecedor de la victoria conseguida quién sabe en qué lobby-. Además, el detallito soez en su discursito de aceptación viene a confirmar que a esta chica le queda mucho, pero que mucho, para saber mínimamente lo que es el "saber estar". Pero bueno.

Otro Oscar robado es el que le tenían que haber entregado a Annette Benning por su "THE KIDS ARE ALL RIGHT" que, aunque como película no dice nada, supone una labor de actríz más que notable -muy por encima del histrionismo de la Portman.


El Oscar al Montaje ha sido otra de las cutradas de la noche, pues debería haberse ido a cualquier otra película que no fuera la ganadora "LA RED SOCIAL" -que, de verdad, no sé qué narices le han visto a esta chorrada... El trabajo de edición visto en sus competidoras es notoriamente mejor que el de ésta, pero aquí tenemos otro de esos mistérios de la noche...

Nada que objetar para los premios técnicos logrados por "ORIGEN"...


...a pesar de haber perdido el de Mejor Dirección Artística en favor de aquella fealdad, cási olvidada, titulada "ALICIA...", así como el hecho de ni siquiera haber sido nominada para el Montaje, a todas luces el mejor de cuantos hemos visto en pantalla en los últimos años. Otro misterio...


Y lo vamos a dejar aquí, que me quiero ir a dormir un rato...

Buen Y Sereno Día.

jueves, 24 de febrero de 2011

Laboratorio No.127: "Les encanta a todos, menos al Laboratorio"

Con ocasión de la entrega de los Oscar el próximo domingo, les ofrecemos en primicia el presente Laboratorio, antes incluso de su emisión en antena.


“CISNE NEGRO”


Buena y Serena Noche Yolanda y demás flatliners e insomnes solitarios desde éste su laboratorio.

Esta noche me van a permitir suscitar más polémica que de costumbre, pues la película que trataremos ha sido –inexplicablemente y a mogollón- bendecida con todo tipo de elogios… siendo su protagonista el objeto de oscarización casi segura y compulsiva por parte de la plana mayor de todos los lobbies y críticos al uso.

Me refiero a esa chorrada titulada “CISNE NEGRO”. Una imbecilidad más grande y más falsa que el argumento de que mediante la Ley Anti-Descargas lo que se quiere es favorecer al pobrecito y agonizante Cine Español. Hombre, mire usted, no nos engañemos, ni Dios descarga películas españolas. Ni se lo crean. Pero ese es otro tema.

Como decía, es falsa hasta el aburrimiento, porque esta historieta de pobre niña sometida por su madre medio-loca ya lo hemos visto hasta la saciedad. Que se lo cuenten a Carrie.

Podríamos resumir el argumento del siguiente modo: compulsiva bailarina que espera el papel de su vida, lo consigue, su madre –que está grillada- no la deja en paz, se va de copas sin permiso, se grilla, se masturba, se grilla más, aparece bailando como si fuese Darth Vader, y muere en el final más gilipollas que una película ha tenido en los últimos años. Parece una película española. Hombre, falta la Guerra Civil. Y más cama. Y alguno que yo me sé…

Decir que en esta parida hay belleza y no sé cuántas memeces más es como para nota. Natalie Portman, por quien toda la crítica bebe los vientos de un modo surrealista, está pasada de vueltas y sobreactuada, con todos los tics y tópicos posibles. Además es que la historia te la imaginas al cabo de pocos minutos –muy pocos-, de modo que acabas revolviéndote en la butaca esperando la siguiente sorpresa… que nunca llega. Por supuesto que de “visualmente impresionante” nada de nada. No se engañen.


Y el recursito onanista, al uso y abuso de la moda actual… pues qué quieren que les diga, sobra totalmente porque podría insinuarse con una cierta elegancia… de la que carece por completo el director de esta kermese, Darren Aronofsky, sujeto conocido por sus fracasetes en taquilla y por “EL LUCHADOR”.

Pero claro, como no hay dos sin tres, termina de completar la tríada el indocumentado, pasado de rosca y más feo que un traje de la Pasarela Cibeles, Vincent Cassel, que elabora una mezcla de sargento de “OFICIAL Y CABALLERO” con Roy Scheider coreografiando en “ALL THAT JAZZ”. Un gazpacho.

El resto del reparto, la Kunis, la Ryder, la Hershey, todas están como histéricas. ¿Demasiada cafeína?



Como anécdotas decir…
• Que la Portman –que perdió unos cuantos kilos para el papel- no dio apenas paso alguno de ballet, salvo para primeros planos. La labor de encuadres de cámara adecuados así como el corta y pega digital de la cabeza de la Portman en el cuerpo de una auténtica bailarina resolvió el embolado. Además, si se fijan, en muchas secuencias su bailarín acompañante la levanta por las axilas en lugar de por los costados, según dicen para no empeorar una luxación costal producida durante el rodaje. Vale.

• Que la especialista del New York City Ballet consultada para este bodrio afirmó, tras ver el resultado, que nada de cuanto aparecía en la película relacionado con el ballet tenía algo que ver con la realidad.

• Que toda la premisa de la película queda desmontada por completo, pues ninguna compañía de ballet selecciona a una sola bailarina para un papel protagonista, por obvias razones de lesiones y enfermedades.

• Que la primera actriz seleccionada para el papel de madre loca fue Meryl Streep

• Que en el guión original –que tardó 10 años en lograr llegar a ser rodado- todo sucedía en el ambiente del teatro, pero que el pesado de Aronofsky prefirió cambiarlo por el del ballet.


Resumiendo –que es gerundio-: ladrillo histérico con tintes onanistas, cargado de exceso y espejos rotos, que machaca todos los recursos y tópicos ya vistos hasta la saciedad, y que por alguna esotérica razón agrada a un montón de gente. Surrealista…

Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…



ESCUCHAR ESTE LABORATORIO AQUÍ:

martes, 22 de febrero de 2011

Tres cositas nada más... y un trailer


Empezamos con el cartel de "THE CONSPIRATOR":


La próxima de Liam Neeson -que se le van pareciendo todas las películas entre sí últimamente-, titulada "UNKNOWN":


"WINNIE THE POOH":


Y aquí tienen un trailer de la infame "CISNE NEGRO", que será convenientemente machacada en el próximo Laboratorio...



Que lo disfruten...

domingo, 20 de febrero de 2011

Laboratorio Nº 126: "Más mala que la Ley Sinde"


NOTA: A continuación les ofrecemos el Laboratorio No.126 en su versión íntegra, toda vez que la dirección del programa decidió recortar algunos pasajes -sombreados en color rojo en el texto- por no considerarlos apropiados para la emisión. El comentario habitual al cierre del Laboratorio también fue recortado.

Así mismo se incluyen algunos texto eliminados del montaje final por motivos de tiempo y emisión.

Que lo disfruten todo.


127 HORAS

Buena y Serena Noche Yolanda y demás flatliners e insomnes solitarios desde éste su laboratorio.

Estén todos tranquilos y que no se asuste nadie, porque no vamos a hablar de los huevos que se lanzaron contra ciertos actores a la llegada a la entrega de los Goya, ni tampoco comentaremos la cancioncilla “No a la Guerra, sí a las Perras” dedicada a la Familia Bardém, del mismo modo que no le dedicaremos ni un adjetivo a la estulticia sobre la prohibición de fumar en la escena de un teatro –a este paso que le borren por ordenador los cigarrillos a Humphrey Bogart y compañía-, como tampoco nos meteremos contra la becerrada de Ley o lo que sea de no sé qué Sociedad y mucho menos de qué Información. Tranquilos.

Esta noche, a muy pesar nuestro, vamos a hablar de una auténtica idiotez que demuestra que el Ser Humano no necesita un cerebro para vivir –no, no estoy hablando del congreso de los diputados-. Me refiero a “127 HORAS” –no, tampoco son las horas de bachillerato de alguno que yo me sé- Esta bufonada, que es más mala y está menos pensada que la Ley Antidescargas- se resume muy fácilmente: tonto niño que sale a enredar al campo, se cae en una grieta, una piedra le atrapa un brazo, se bebe el pis, graba gilipolleces en vídeo, se corta el brazo y se marcha… Y consigue vivir de la chorrada. ¡Qué mundo!

A los tres meses de su estreno no había logrado recaudar ni lo que invirtieron en la primera comunión del manco, pero que en cuanto que el lobby de turno hizo su aparición –y su generoso aporte pecuniario-, los miembros de la Academia empezaron a nominar como locos al Protagonista (que, como sufre mucho y la pasta mueve montañas, igual hasta se lo roba a Colin Firth por su “DISCURSO DEL REY”), al Montaje –de videoclip enloquecido y por corte ¿captan el chiste?-, a la Banda Sonora –sosa, como una entrega de Goyas-, al Guión Adaptado –la tontería es importante-, y –agárrense las nalgas- a la Mejor Película –me imagino que habrá sido por aquello de que ahora son 10 los títulos nominados y no 5, como en tiempos-. Pero bueno, si el bloque catalán de la Academia solito logra todos esos premios para una parida guerracivilista –para variar- que no han visto ni las madres de los actores… pues cualquier cosa puede suceder. –Esto traerá cola…-


La tontería está protagonizada por James Franco –carne de edición americana de Gran Hermano-, a quien nadie recuerda por otra cosa –buena, se entiende- que no sea su papel de Harry Osborn en los sucesivos Spiderman, y que ahora acaba de terminar una nueva película que añadir a la serie del Planeta de los simios, es un tipo zarrapastroso y cutrecillo a quien no querrías para novio de tu hija. Lento en sus reacciones -¿no estará fumado?- más parece que fuera a caerse de sueño de un momento a otro que otra cosa.

El resto del reparto, más bien breve, sobra totalmente. Es lo mejor que se puede decir de estos cachos de carne con ojos.

Dirige –aunque más valdría decir “perpetra”- Danny Boyle, culpable del repelente y falso “SLUMDOG MILLIONAIRE”, para quien esta monumental memez por lo visto supuso una especie de iluminación… ¡Qué mal está el pavo! A este que le ingresen en una casa de acogida para marcianos, por favor. Dirección inexistente basada en una historia idiota, que en otros tiempos –desde luego- nadie habría rodado por miedo al más que lógico ridículo.


Como anécdotas decir…
• Que esta tontería se basa en un hecho real, pero que la única secuencia que resulta algo soportable -la del estanque subterráneo- es más falsa que la palabra de un político, porque aquello que nos muestran nunca sucedió.


• Que la propaganda cuenta que numerosos espectadores –al otro lado del Atlántico- han sufrido desmayos, mareos y otros problemas similares al contemplar la secuencia de la amputación –eso es que no han visto películas de zombies, o sesiones del Congreso, o la factura de la luz… o la entrega de los Goya-

• Que la cosa se desarrolla en 2003, pero que nos inflamos a ver marcas, logos de los Utah Jazz, anuncios de teléfonos Android y latas de refresco que no han aparecerían en cada caso hasta años después.

• Que la acción transcurre a lo largo de 6 días, pero que al protagonista no le crece la barba ni un solo milímetro… Será un vampiro.

• Que, curiosamente, a pesar de estar perfectamente atrapado, se quita la mochila de ambos hombros con bastante eficacia…

• O que, pasada ya la amputación, cuando el tipo este nada, podemos ver que el brazo ha vuelto…


Resumiendo –que es gerundio-: Una chorrada que no pasaría hace años de ser un telefilm cutre y desagradable del Estrenos TV, ahora recibe 5 nominaciones a los Oscar. O que mal está el Cine, o que mal está el mundo.
Ole, Maestro

Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…



ESCUCHAR ESTE LABORATORIO AQUÍ:

martes, 8 de febrero de 2011

Rodaje de "El Imperio Contraataca"

Accediendo a otra de sus peticiones, ahí va la primera entrega de fotos del rodaje de "EL IMPERIO CONTRAATACA", algunas de ellas inéditas -o cási-. Que las disfruten.








Un saludo...

lunes, 7 de febrero de 2011

Laboratorio Nº 125: "Ni Pena, ni Gloria"


MÁS ALLÁ DE LA VIDA

Buena y Serena Noche Yolanda y demás flatliners e insomnes solitarios desde éste su laboratorio.

Esta noche, en la que no vamos a sacar el tema de leyes hechas con los pies, descargas satánicas, diabólicos piratas y los pobres miembros de la SGAE, sí que vamos a hablar del abuelo Clint Eastwood, octogenario y genial director que se ha dejado arrastrar por una especie de sensiblería cursilona –y fácil- que repatea incluso a muchos de sus fans más acérrimos –entre los que nos incluimos-.

Es de este modo como nos encontramos con “MÁS ALLÁ DE LA VIDA”, última tontería bobalicona –producida por Spielberg- sobre las experiencias con la muerte y lo que te rondaré morena. 130 minutos para contar lo que nos cuenta… francamente, como que le sobran tres cuartos de hora y ya iría servido. Y es que este título no tiene nada en realidad, salvo la secuencia inicial tsunaminera (mande). Si lo firmase otro cualquiera… se habría ido directamente a vídeo o a TDT –o casi-. Sus últimos 20 minutos se desparraman ya sin orden ni concierto, yendo a parar a un final ciertamente decepcionante –y malo-
La prueba es que a 3 meses de su estreno aún no había recaudado siquiera lo que costó hacerla: unos 50 millones.

Dirección plana, normalita, sin tirar cohetes. Abunda en el error de forzar las emociones del espectador, aunque no le da tiempo alguno a acomodarse en ninguna de las tres historias que cuenta, pues salta de una a otra sin ninguna medida.

Y el reparto, nada de nada. Actores planos -más que la curva de la inexistente recuperación económica española-. De cárcel, acusados de homicidio por aburrimiento. Porque eso es lo que transmiten. Escándalo total. Troncos. Un par de desconocidos para el gran público, cuyas olvidables carreras no pasan de chorradas francesas, tanto para cine como para televisión, un niño repelente y un Matt Damon, que encarna a un tío medio mesiánico, que habla con los muertos, y que ha perdido el contacto con la realidad… Caramba, eso me recuerda a…



Como anécdotas decir…
• Que nos cuentan que la estación de metro londinense que vemos es Charing Cross, cuando lo cierto es que se trata de Liverpool Street
• Que cuando Marcus está mirando vídeos en YouTube, los dos que pincha tienen la misma descripción de contenido y el mismo número de visitas. Curioso.

• Que la guía que hace la visita a la casa de Charles Dickens hace referencia a su única novela de misterio –que además dejó inacabada-, titulada “El Misterio de Edward Drood”. Pues documéntese un poco mejor, porque el nombre es Edwin y no Edward…

• Que, y siguiendo con otra de literatura, en la Feria del Libro de Londres podemos descubrir un cartel anunciando la novela “Mil Soles Espléndidos”, sobre la vida y sufrimientos de una mujer afgana. El problema es que la película se desarrolla en el año 2004 más o menos y esta novela no se publicó hasta el 2007.

• Que el Mercedes W221 con el que recogen en el aeropuerto a Marie y Didier después de lo del tsunami famoso… no se puso en venta hasta más de 1 año después del desastre. De modo que es difícil que apareciera en la historia cuando lo hace.

• Que cuando estos dos mismos personajes llegan a Paris, les recoge un taxi… con matrículas alemanas… Surrealista.

Resumiendo –que es gerundio-: título bonachón y blanquito, endeble total, que quizá haga las delicias de Iker Jiménez por lo menos, y del cual destacaremos la secuencia del tsunami –que no salva la película-. Vamos, que sales del cine ocultando la cara de circunstancias que se te ha quedado, esperando que el amigo Eastwood no saque la edición especial para coleccionista con 50 minutos más de metraje y 18 horas de extras.
Ole, Maestro
Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…



ESCUCHAR ESTE LABORATORIO AQUÍ:
 

martes, 1 de febrero de 2011

Vuelven los X-Men

Primeros carteles y foto de "X-MEN FIRST CLASS"





Veremos cómo se resuelve esta precuela -según cuentan- de X-Men...