domingo, 29 de agosto de 2010

Laboratorio Nº 117: "Angelina Cruise" (Agosto 2010)

.
.
“SALT”

Buena y Serena Noche Yolanda y demás flatliners e insomnes solitarios desde éste su laboratorio.

Explosiones, coches destrozados, persecuciones, tiros, más explosiones, más coches destrozados, y más persecuciones. Y más tiros. Y más explosiones.

Esta noche toca –para variar- hablar de un plomazo de película, donde la historia no puede ser más chorras ni estar más sobada. Me refiero a esta tontinéz absurda titulada “SALT” –o “Solt”, o lo que sea-, obra idiota y prescindible en la carrera fulgurante de su protagonista, Angelina Jolie, y en la de su ínclito director, Philip Noyce, que ya nos tostó las meninges con el panfleto aquel titulado “PELIGRO INMINENTE”, de infausta memoria para cualquier amante del buen cine. Aunque no hay que olvidar que antes que este hombre, tanto Michael Mann, como Terry George y Peter Berg fueron despedidos o se marcharon con la música a otra parte, dejando vacante y compuesta la dirección del tinglado.
.
.
130 millones de dólares de presupuesto –que se habrán ido en la pirotecnia y los cacharros destruidos por el camino-, no logran salvar 100 minutos de aburrimiento atroz, salpicados con alguna que otra secuencia algo más llevadera. Y es que la historia es un pastiche alucinante –como una crisis fronteriza en Melilla-, que es que no hay quien se la crea. Hasta tiran –para variar- de supuestas amenazas nucleares y bla, bla, bla… Solo falta la amenaza de un complot de la SGAE para dominar Marte…
.
.
Y lo gracioso es que la Columbia lo que pretendía en un principio era sacarse de la chistera una serie de películas de macho super espía, mezcla de James Bond y Bourne, escribiendo el papel para Tom Cruise. Sin embargo, finalmente, acabaron por cambiar el sexo del personaje protagonista, mezclando a Lara Croft con MacGyver, de modo que tenemos a la Jolie haciendo de Cruise en una especie de Misión Imposible, aderezado todo ello con cambios de personalidad y persecución a tope. Vamos, que esta chica –que parece ser que no ha querido ser doblada por especialistas- se pasea por pantalla convertida en toda una saltimbanqui, cayendo de helicópteros, edificios, lugares inverosímiles, etc, etc, etc… ¡Y carga un montón! ¿Para qué les voy a decir otra cosa?

De la música no hay queja, pues es obra del maravilloso James Newton Howard, que siempre trabaja más allá de lo que merecen las películas que le encargan. Y esta es otra más. Compren la banda sonora que no se arrepentirán.

La dirección es pobre, el guión infumable –porque lo de los malvados rusos que beben vodka mientras se quieren hacer con el control del mundo libre, aunque para evitarlo tenemos a los Estados Unidos que siempre velan por los deficientes occidentales que no se enteran de nada… está como un poco visto, ¿no?-

Y el reparto es para olvidar, tan armario e inexpresivo como las caras que pone la Jolie cada vez que desencuaderna a tiros el cerebro o las vísceras de alguien… sin inmutarse –joé, parece la ventanilla de Hacienda-
.
.
Como anécdotas decir:

• Que se supone que la acción tiene lugar en pleno invierno en Washington, pero que en la secuencia de la primera persecución… todos los árboles tienen hojas…

• Que cuando la CIA entra –por decir algo suave- en el apartamento de la protagonista, lo hace lanzando una granada de aturdimiento que hace que todo tiemble. Lo curioso es que cuando vemos el interior, ni un solo objeto, ventana, cristal o espejo ha sido dañado. Curioso.

• Que en un plano podemos ver a un miembro del SWAT armado con una carabina, con la mira telescópica montada al revés. ¿Sería para verlo todo más lejos?

• Que cuando los rusos se refieren a la protagonista por su apellido Chenkov… pues están metiendo bien la gamba, porque pertenece a un varón, ya que tratándose de una mujer el apellido debería ser Chenkova.

• Y la última: ¿me dicen cómo es posible que después de arrastrarse y untarse por el foso del ascensor, esta chica salga con la camisa completamente blanca?
.
.
Resumiendo –que es gerundio-: muerte, destrucción, burradas atroces, chorradas increíbles y memeces a tutti plain. Lo que les va a gustar a los de los calzoncillos con apellido…

Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…
.
.

.

miércoles, 25 de agosto de 2010

Relanzamientos, lanzamientos... y pardilladas...

.
Relanzamiento de la pesadilla de ñamos azules y 3D: "AVATAR" vuelve para seguir con el negocio...
.
.
Chorrada tremenda -obvia en Ferrell... y penosamente habitual en Whalberg, que no levanta cabeza en su carrera-:
.
.
Dos carteles para "TAKERS":
.
.
Y aquí va una curiosidad: los muñecos de "TOY STORY 3" apoyando -parece- a la selección alemana de fútbol (sin demasiado éxito, francamente) desde un cartel de dicho país:
.
.
Salu2. Nos vemos.
.

lunes, 23 de agosto de 2010

Laboratorio Nº 116: "¡Más Botox, que es la guerra! (Agosto 2010)

.
.
“LOS MERCENARIOS”


Buena y Serena Noche Yolanda y demás flatliners e insomnes solitarios desde éste su laboratorio.

La de esta noche es una de esas ocasiones en que cualquier cosa que uno diga se va a quedar corta. El título que nos ocupará los próximos minutos no es más que una bufonada –mala de narices… y de todo lo demás-, surrealista en cuanto a su trasfondo geriátrico, explícitamente violenta y narcisa hasta decir basta. Hablamos claro está de “LOS MERCENARIOS”, bodrio –heredero dicen de las magníficas “LOS PROFESIONALES” y “DOCE DEL PATÍBULO”, aunque este punto es ciertamente discutible-, horrenda en cuanto a su planteamiento y –sobre todo- en cuanto a su engañifa promocional. Y les cuento por qué.

La ristra de armarios que conforma el reparto, que más parece una final de la super bowl del asilo de la esquina que otra cosa, le pone nombre al producto y poco más. Algunos, como el gobernador Schwarzenegger y el amigo Bruce Willis, no hacen más que unos breves cameos, mientras que otros, como el cacho carne con ojos Mickey Rourke, se dedican a aparecer poco más que brevemente. El peso de la matanza, en realidad, lo llevan cuatro…
.
.
Ver a un Stallone, con un rostro que parece un plato de spaguetti pasado de fecha, queriendo hacernos creer que sus 64 años no le pesan es más que penoso. Vamos, que da grima. Pero lo más curioso del tema es que piensa realizar una segunda parte de esto, que como tarde mucho su título será –me imagino-: “LOS IRRECONOCIBLES” o algo por el estilo.

La falta de tono muscular –y cerebral- se suple gracias a esa siniestra manía del plano rápido y lo más movido posible, de modo que el espectador sea incapaz de reconocer ni a su madre. Es una ensalada de tiros y explosiones –de la que los héroes salen todos vivos, por decir algo- sin ningún orden ni concierto. 103 minutos –menos mal que es corta- de sonido atronador gilipollinante, que desenrosca las sinapsis de los adoradores de los mazas y las de los adolescentes hormonados que por la sala volaban.
.
.
La música es para tarados mentales en época de formación, el guión es una pesadilla –porque lo de arrasar un pequeño país sudamericano bananero cutre con dictador malísimo que le hace la vida imposible a todo lo que de sombra a un botijo está como muy visto-, la interpretación –y perdonen el chiste- es de anuncio de esteroides… aunque los diálogos –que todo hay que decirlo- están bastante bien ajustados para estos seres de dotes limitadas para el divino don del habla, y la realización tira a mediocre… y muy justita.

Pero lo más preocupante no es la película en sí, sino el comprobar cómo cada vez que una cabeza explotaba en pedazos o varios soldados volaban en cachitos del tamaño de una canica, los bobos de pantalón caído reían histéricamente como si hubiesen encontrado una neurona en el paquete de nachos.

Y esta barbaridad, rodada en Brasil y Louisiana, que ha costado 82 millones de dólares, tenía previsto su estreno para Abril, pero finalmente la productora arañó 4 mesecitos para –y cito- “redondear el producto final”. Sin comentarios.
.
.
Como anécdotas decir:

• Que Stallone se fracturó una cervical durante su pelea con Steve Austin –aunque con ese cuello ni se nota…-

• Que Jean Claude Van Damme rechazó la invitación de Stallone para aparecer en la película porque –dijo- “su personaje carecía de sustancia”. ¿Y qué esperaba? ¿Encarnar a Ramón y Cajal?

• Que Steven Seagal también declinó la oferta de Stallone, por culpa de sus malas relaciones con el productor Avi Lerner.

• Que el papel de Bruce Willis estaba pensado primero para Arnold Schwarzenegger, que lo cambió por el cameo que finalmente hace. Después se le ofreció a Kurt Russell, cuyo representante dijo que el actor no estaba interesado en participar en una película con tantos protagonistas.

• Que el personaje de César estaba pensado para Wesley Snipes –que no pudo comprometerse pues no podía abandonar Estados Unidos debido a sus problemas con el Fisco-, y después para Forrest Whitaker –para quien se reescribió el papel-, aunque tampoco pudo hacerlo por problemas de agenda…

• O que en el guión original aparecían otros 4 personajes más, pero que fueron eliminados por diversas razones.

Resumiendo –que es gerundio-: si les apasionaban las películas de Maciste o si se tragaban todos los programas de “Pressing Catch”… ¡esta es su película! No lo duden ni por un momento.

Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…
.
.
ESCUCHAR ESTE LABORATORIO AQUÍ: (versión completa, sin editar)
.

.

domingo, 15 de agosto de 2010

Laboratorio No.115: "La Película que Cambió el Futuro" (Agosto 2010)

.
.
“BLADE RUNNER”


Buena y Serena Noche Arturo y demás flatliners e insomnes solitarios desde éste su laboratorio.

EL 25 DE Junio de 1982 (en nuestro país el 21 de Agosto) marca un antes y un después en la Historia del Cine –y en la ciencia-Ficción), cuando el mundo asiste al estreno de una inmensa obra maestra, no solo del género, sino también del estilo, la narración y la percepción del propio futuro. Debutaba nada más y nada menos que “BLADE RUNNER”, el film que lo cambiaría todo, incluyendo el modo de anticipar el devenir de esta Humanidad.
.
.
Como es muy difícil contar algo que no se sepa ya de esta obra personal de Ridley Scott, maestro de la dirección y de la estética paranoide, cuya carrera está últimamente salpicada por grandes altos y bajos, vamos a revisar brevemente algunos de los detalles menos conocidos de este proyecto.
.
.
La primera elección para el papel de Blade Runner fue Dustin Hoffmann, que acabó por ser descartado debido al enfoque que quería dar a su personaje. Tras él también se llegó a pensar en Sean Connery, Jack Nicholson, Paul Newman, Arnold Schwarzenegger, Clint Eastwood, etc, etc, etc… Lo de escoger a Harrison Ford vino mucho, mucho después…
.
.
Todos sabemos que Philip K. Dick, autor de “¿Sueñan los Androides con Ovejas Eléctricas?” novela en que se basa el guión de la película, poco antes de su prematuro fallecimiento dio su bendición a este proyecto tras visionar unos 20 minutos de metraje. Lo que es algo más desconocido es que el autor ya se había reunido en 1969 con Martin Scorsese para discutir la posibilidad de llevar su novela a la pantalla grande.
.
.
Luego existe también lo que se dio en llamar “la Maldición de Blade Runner”, según la cual casi todas aquellas marcas, productos o compañías que se anunciaron de un modo u otro en la película… acabarían en quiebra. ATARI, RCA, BELL SYSTEM, PAN AM… e incluso la COCA COLA perdió millones de dólares cuando trató de introducir la Nueva Coca –con nueva fórmula- cierto tiempo después del estreno de la película…
.

.
Como anécdotas decir:

• Que, en contra de lo que dice la leyenda urbana, no fue Harrison Ford sino Ridley Scott quien decidió que Rick Deckard, el Blade Runner, no llevase sombrero.
.
.
• Que el guionista Hampton Fancher escribió el papel de Deckard para Robert Mitchum, y el de Eldon Tyrell para Sterling Hayden.

• Que el anuncio que aparece en la nave que sobrevuela la ciudad es de unas píldoras anticonceptivas… y que la voz japonesa que escuchamos está diciendo algo así como “Iri Hi Katamuku”, o lo que es lo mismo, “El Sol Poniente se Sumerge…”
.
.
• Que la imagen microscópica de la escama de serpiente lo era en realidad de un capullo de marihuana…

• Que cuando la replicante Zhora se está vistiendo, se calza unas botas de tacón alto, pero que cuando huye de Deckard, dichos tacones se han vuelto bajos… Por cierto, la serpiente pitón con la que juega la actriz era su mascota en la realidad.
.
.
• Que el efecto de los ojos luminosos lo inventó el director alemán Fritz Lang a principios del Siglo XX.

• Que la tecla que toca Deckard en el piano no se corresponde con la nota que escuchamos. Además, cuando Rachael interpreta la melodía, ésta tampoco coincide ni con las teclas que toca ni con la partitura que tiene delante que, por cierto, es para guitarra…
.

.
• Que se supone que ambos están jugando la misma partida de ajedrez, pero la disposición de las piezas en el tablero de J.F.Sebastian no se parece en nada a las del tablero de Tyrell.

• Que cuando Batty y Leon entran en el laboratorio de ojos, se supone que la temperatura se halla a bastantes grados bajo cero, pues incluso Chew necesita emplear un traje especial. Sin embargo podemos descubrir cómo desde algunas estalactitas están cayendo gotas de agua… sin congelar.
.
.
• Que las imágenes de cielos abiertos y montañas del final del primer montaje pertenecían a descartes de “EL RESPLANDOR”, cedidas gentilmente por Kubrick.

• Que hasta 2007 Harrison Ford se negó a hablar de BLADE RUNNER, debido tanto al pique con Ridley Scott como con la mala experiencia del rodaje.
.
.
• Que existen 7 versiones y montajes diferentes de la película.

• Que hay 10 versiones y recopilaciones diferentes –tanto oficiales como piratas- de la música de Vangelis, que tardó una década en acceder a realizar una grabación en condiciones.

Resumiendo –que es gerundio-: “BLADE RUNNER” fue un título incomprendido por gran parte del público, que se esperaba algo más cercano a la típica película de androides y explosiones, tan del gusto de muchos hoy en día. Y a pesar de seguir estando adelantada a su tiempo, afortunadamente ha ganado tanto prestigio en estos casi 30 años que permanecerá para siempre como uno de los iconos de la Historia del Cine.
.
.
Buena y Serena Noche Arturo y demás insomnes…


.
ESCUCHE ESTE LABORATORIO AQUÍ:


.

domingo, 8 de agosto de 2010

Laboratorio No.114: "¡Ole, Maestro Wilder! (Agosto 2010)

.
NOTA: El Laboratorio que les ofrecemos a continuación se corresponde con la versión completa, sin editar, y cuya emisión fue sensiblemente más breve -por motivos de programación-.
.
.
“UNO, DOS, TRES”


Buena y Serena Noche Arturo y demás flatliners e insomnes solitarios desde éste su laboratorio.

Esta noche les vamos a hablar de un film estrenado el 15 de Diciembre de 1961 –que tampoco es que haya llovido tanto, la verdad-. Se trata de “UNO, DOS, TRES”, obra maestra absoluta de la comedia, de 115 minutos de metraje, en glorioso blanco y negro, pantalla panorámica y dirección –nada más y nada menos- que de Billy Wilder. El cine que ya no se hace, con unos diálogos ingeniosos, rápidos y legendarios, repleto de los mejores gags que uno pueda recordar. Se trata de la adaptación de una desconocida obra de teatro húngara, en un solo acto, titulada “Egy, ketto, három”, escrita en 1929 por Ferenc… ¡Puskas! No, Molnár. Ferenc Molnár. A ver si nos relajamos un poco.
.

.
Su protagonista, James Cagney, fue un actorazo de las décadas de los 30, 40 y 50, que, tras rodar la película que nos ocupa, se retiraría del cine, debido al enorme desgaste que le supuso un papel tan largo, con un rodaje muy intenso, aderezado todo ello con un Billy Wilder agobiante y exigente hasta el paroxismo. Después de esta película tan solo haría un par de trabajos como narrador, intervendría en “RAGTIME” - para cine-, y otra cosilla para TV.
.

.
Y si bien todo el reparto está impecable, tenemos que destacar al inolvidable y genial Hanns Lothar en el papel del eficiente Schlemmer, que cada vez que se presenta ante el jefe o recibe una orden de éste, se cuadra y taconea al más puro estilo militar –si bien siempre niega haber pertenecido a la Gestapo o a la SS-. Sublime su posición de firmes cuando aparece el Tio Sam en el reloj de cuco, mientras suena el Yankee Doodle.
.
.
¿Y qué se les puede contar de Billy Wilder? Pues nada, porque nos quedaríamos cortos. Inmenso director que venía de rodar “CON FALDAS Y A LO LOCO” y “EL APARTAMENTO” –total nada-, y que después rodaría “IRMA LA DULCE”. Vamos, un Don Nadie. Perfecto dirigiendo, escribiendo y produciendo. De la generación de profesionales míticos que ya ha desaparecido (y que alguno que yo me sé se llame hoy en día “director de cine”…)
.

.
Como anécdotas decir:

• Que en los planos de la Puerta de Brandenburgo –tomada desde el lado Oeste- aparece un cartel, mezcla de alemán e inglés, que dice “Atención, está usted abandonando Berlín Oeste”. Pues lo malo es que dicho cartel nunca existió. Lo único que había eran avisos en la entrada de cada uno de los cuatro sectores en que Berlín Oeste se hallaba dividida, y estaban rotulados en Inglés, Alemán, Francés y Ruso.
.
.
• Que cuando el guardia de frontera requisa la caja de Coca Cola, abre una de ellas rompiéndola contra un cartel. Pero cuando les devuelve los cascos a la salida, todas están intactas. Misterio.
.

.
• Que la bandera que ondea en el Gran Hotel Potemkin del Berlín Este está al revés, pues la franja negra debería estar arriba y no abajo.

• Que durante la secuencia dentro de este mismo hotel, uno de los rusos dice “no podemos intervenir en asuntos de soberana República de Alemania Oriental”, lo cual no es correcto, pues el nombre del país era el de “República Democrática Alemana”. Que ya sonaba a chiste, pero bueno…
.

.
• Que cuando la patrulla de policía militar registra el armario de Schlemmer, uno de los patrulleros le llama sargento dos veces a un compañero, cuando los galones indican algo así como “cabo” –más o menos-
.
.
• Que Horst Buchholz, el reconvertido comunista, acababa de rodar “LOS SIETE MAGNÍFICOS”, de modo que la leyenda que afirmaba que “UNO, DOS, TRES” fue su primera película… es falsa. De hecho le llegaron a llamar “el James Dean alemán”, mote alentado por su comportamiento durante el rodaje, hecho que no favoreció en absoluto su relación con un actor disciplinado y profesional como James Cagney. Es más, Cagney escribió en su autobiografía que “Bochholz es el único actor a quien he odiado, debido a su afán por robarme todas las escenas”.

• Que la actriz Joan Crawford, que acababa de heredar parte de la dirección de la Pepsi-Cola de su difunto marido, llamó a Billy Wilder para quejarse por la descarada propaganda en favor de la Coca-Cola. Por esta razón, Wilder introdujo algunas referencias a la Pepsi-Cola, incluyendo el gag final del aeropuerto, en el que el protagonista saca una botella de la marca rival de una de sus propias máquinas.
.
.
• O que hubo secuencias situadas en la Puerta de Brandenburgo que tuvieron que filmarse en el aparcamiento de los Estudios Bavaria, en Munich, donde se contruyó un decorado de la parte inferior de dicha puerta. Y es que en la mañana del 14 de Agosto de 1961, el equipo de rodaje descubrió que la Unión Soviética había cerrado la frontera con el Berlín Este la noche anterior, comenzando la construcción del infame Muro.
.
.
Resumiendo –que es gerundio-: “UNO, DOS, TRES” compitió aquel año en taquilla con “FANNY”, “VENCEDORES O VENCIDOS”, “EL CID”, “YOJIMBO”, “SIEMPRE TE RECORDARÉ”, “ESPLENDOR EN LA YERBA”, “LA PRIMAVERA ROMANA DE LA SRA. STONE”, “LOS CAÑONES DE NAVARONE”, “WEST SIDE STORY”, “DESAYUNO CON DIAMANTES”, “EL BUSCAVIDAS”, “LA DOLCE VITA”… Vamos, que aún no sé como a alguno no se le cae la cara de vergüenza al decir que ahora se hace cine. Sin Comentarios.

Buena y Serena Noche Arturo y demás insomnes…

.
ESCUCHAR ESTE LABORATORIO AQUÍ:


.

jueves, 5 de agosto de 2010

Avances a granel...

.
Empezamos con los cuatro carteles de "LINTERNA VERDE":
.
.
El cartel de "LEGENDARY", otra menudencia donde volvemos a contar con el casi desaparecido Danny Glover:
.
.
Otro cartel más para "PIRAÑA 3D":
.
.
Y también hay otro más para la próxima de Bruce Willis y Morgan Freeman: "RED"
.
.
Incluso las basuras moralmente sospechosas -y ahora, además, tridimensionales- como la nueva "SAW 3D" tienen su correspondiente cartel...
.
.
Aquí tenemos el cartel para "EL QUINTO VIAJE DE SIMBAD", de bastante bajo presupuesto (al menos la publicidad...)
.
.
Y por fin el primer cartel de "EL OSO YOGI", que seguro nos encantará...
.
.
Nos vemos...
.