lunes, 30 de marzo de 2009

Laboratorio Nº68: "Sra. Asaltacunas" (Marzo 2009)


“EL LECTOR”

Buena y Serena Noche Yolanda y demás flatliners e insomnes solitarios desde éste su laboratorio:

Esta noche volvemos nuestros pasos sobre una historia tediosa, que no hace más que revolver acontecimientos ciertamente sórdidos, mezclándolos con un ramalazo inmoral importante. Hablamos de “EL LECTOR”, película pesada y autocomplaciente, que seca el cerebro durante sus algo más de dos innecesarias horas de metraje, para contar algo que en otros tiempos no habría sido sino un telefilm.

La historia, como decía, es más sórdida que el sótano de Anibal Lecter, pues a nadie le parece mal que una madurita se pase por la piedra a un menor, dejándole al pobrecillo iniciado pero seco y con mono. Lo de “sexo a cambio de literatura”…. pues hombre, no deja de mover al morbo a depravados y similares, que lo que quieren es ver a la Winslet en pelota picada, manteniendo algunas escenas de porno blando con el chaval. Y poco más. Lo del juicio y otros acontecimientos posteriores, muy mal contados, tienen menos interés que el texto de un billete de metro.

Ralph Fiennes apenas aparece, y con muy pocas ganas. Kate Winslet, que en la versión original simula un acento alemán de Santander, se ha llevado el oscar gracias sobre todo a que no había nada este año. Vamos, como Penélope Cruz… pero sin lobby. Eso sí, se pasaba siete horas de maquillaje para convertirla en actriz, digo en anciana.

David Kross, el niño, expresivo como una mesilla de noche, aprende los secretos del sexo gorrinero, me lo desvirgan en una secuencia cutre, y luego me lo reconvierten en un personaje que dice menos que un sello de Correos. Nada. Tiene las mismas dotes interpretativas que un teléfono móvil.

Stephen Daldry, responsable de la dirección de este bodrio, lo único destacable que tiene en su haber es “BILLY ELLIOT”, porque de lo demás no merece la pena ni hablar, si bien amenaza con dirigir en 2010 la nueva versión de “MY FAIR LADY”. ¡Por Dios! ¡Qué arrogancia! Sin comentarios…

El guionista es un tal David Hare, que salvo alguna chorradilla, todo lo que ha perpetrado han sido historias para televisión, además de adaptar esta novela de Bernhard Schlink… La verdad es que ambos se podían haber ahorrado sus respectivos trabajos...

Como anécdotas decir:

· Que un niño al que diagnostican Escarlatina, aún sin antibióticos, no tardaría meses en curarse. Por eso en la novela original, la enfermedad es hepatitis.
· Que, desarrollándose la acción en Alemania, los libros y textos que aparecen están todos escritos en Inglés …
· Que, curiosamente (dicen que por imitar el acento del niño, que aprendió inglés –es un decir- para la película), siendo todos alemanes… nadie debería hablar con acento al no haber nadie extranjero. Esto ha desaparecido en la versión doblada.
· Que en la secuencia de Nueva York en 1988, además de descubrir coches y semáforos modernos, vemos el emblemático edificio MetLife… que entonces era todavía el edificio Pan Am. Aunque también descubrimos calculadoras, ordenadores portátiles, papel de envolver y otros materiales y objetos fuera de época, años antes de que existieran. De hecho, durante una de las secuencias que tienen lugar en el baño, en la Alemania de 1958, descubrimos una botella moderna de plástico de agua mineral.
· Que cuando el niño visita el campo de concentración vemos que es de noche, lo cual es imposible porque estos sitios cierran por la tarde.
· Que en el segundo juicio por Auschwitz no había mujeres. Mal podían juzgar a esta.
· Que el niño tiene los ojos marrones oscuros, pero de mayor aparece con los ojos azules.
· Que para el papel de Hanna, antes que la Winslet, se pensó en Nicole Kidman y en Naomi Watts.
· Y que, para evitar problemas legales, esperaron a que el niño cumpliese los 18 años para rodar las escenitas de prono blando.

Resumiendo: producto moralmente inútil que ha puesto de acuerdo a todo el mundo: no le ha gustado a nadie -salvo a algunos iluminados y forofos recalcitrantes de la Winslet-

Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…

domingo, 22 de marzo de 2009

Otra versión nueva...


Sí, recién salida del horno. Se trata de un nuevo poster para "TERMINATOR: SALVATION" y, como les incluí el anterior, pues aquí tienen otro compañero más.


Que lo disfruten. Ya queda menos...

lunes, 16 de marzo de 2009

Un momento nada más...


Para traerles la última versión de la serie de posters para "TERMINATOR: SALVATION"...


Pues ya lo tienen. Un saludo.

domingo, 15 de marzo de 2009

Laboratorio Nº67: "No te ríes ni con amenazas" (Marzo 2009)



“DI QUE SÍ”

  Buena y Serena Noche Yolanda y demás flatliners e insomnes solitarios desde éste su laboratorio:

 Me comentaba Walpurgo que me estaba dejando en el tintero un título sobre el que, francamente, no quería hablar. Y siendo cierto, he comprendido que esta noche debería verme obligado a romper mi silencio. Así que allá vamos.

Se trata de “DI QUE SÍ” que, aunque estrenada hace ya tiempo, convendría avisar a todos aquellos que no picaron en su día, para que ni se molesten en acudir al videoclub ni a las taquillas de las digitales cuando esta porquería haga acto de aparición.

Porque, así es, estamos ante la obra de una panda de dementes, sin gracia ninguna, a quienes quizá en las fiestas de sus primeras comuniones les rieron alguna tontuna. Flaco favor le hicieron al cine, pues años después osaron perpetrar este título.

Jim Carrey, el peor actor cómico de toda la Historia del Cine, a excepción de Javier Bardém, insulta la poca inteligencia que le quedaba a algún oscuro grupo de fans que todavía esperaba algo de él. Horrendo. Y aunque ha reducido su cuota de muecas drásticamente, le sigue faltando cerebro para elegir los guiones. No da una. Nada de lo que hace o dice en este bodrio tiene la más mínima gracia. Vamos, que es como un consejo de ministros.

Y es que el guión está escrito por un tal Jarrad Paul, otro gazpachero chico-para-todo, salido del cubo de la basura televisiva, donde ha hecho desde fontanero hasta hombre que lleva los hielos a las fiestas. 


 

El otro irresponsable que firma esta chorrada es Nicholas Stoller, que encima tiene la osadía de dirigir a veces, y que nunca ha hecho nada reseñable, solo TV y algún subproducto -que acabó en vídeo-. No les ha dado ni una alegría a sus padres, vamos…

¿Y quién firma la dirección, por llamarle de algún modo? Pues un tal Peyton Reed, acaso conocido en la tienda de ultramarinos de su calle, que ha hecho menos aún que los otros dos rufianes, pues se trata de un actorcillo de tercera, metido siempre en oscuras producciones para televisión y un par de incursiones como guionista de Stargate.

Y del resto de lo que suele llamarse reparto, equipo técnico y otras zarandajas por el estilo, quizá sea mejor olvidarse. No merece la pena referirse a nada de todo ello. De verdad.

 

Como anécdotas decir:

·         Que esta tontería está basada en un libro autobiográfico de cierto elemento. ¡Pues vaya vida!

·         Que cuando Jim Carrey y la chica –horrorosa actriz donde las haya- se refugian de la fuerte lluvia en el granero, ambos tienen el pelo y el rostro totalmente secos.

·         Que cuando Carrey toma clases de coreano, el profesor tiene una bandera de la República Popular de Corea del Norte sobre la mesa. ¿Y le dejan? ¿En EE.UU.?

·         Que cuando la chica entra en la fiesta con Carrey, lleva zapatos de tacón muy alto, pero que cuando sale los zapatos son bajos.



·         Que la banda en la que canta la chica es real… Sin comentarios…

·         Que cuando Carrey sale disparado en la moto para poder llegar a las 6 de la mañana y así poder correr y hacer las fotos con ella, ¿nadie se pregunta de dónde demonios ha salido tantísimo tráfico, que más parecen las 6 de la tarde?

·         O que en la siguiente secuencia, cuando se supone que ambos salen a correr a esas 6 de la mañana para hacer las fotos, descubrimos que el sol se halla en el horizonte sobre el Océano Pacífico, lo cual indica que no es de madrugada sino que va a anochecer en breve… O eso, o han atravesado un plegamiento en el espacio tiempo y han transcurrido 12 horas en dos minutos. Lo que prefieran.

 

Resumiendo: Título para mequetrefes, come-nachos, o portadores de pantalones por las rodillas y calzoncillos por la barbilla. Y hay gente que pagó por ver esto… El mundo al revés…

 

Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…

 

jueves, 12 de marzo de 2009

Monsters Versus Aliens - La Colección


Pues, para fans acérrimos, allá va toda la colección de posters para "MONSTERS Vs ALIENS". Toda seguida y sin descansos. ¡Que la disfruten!

















Ya queda menos...

martes, 10 de marzo de 2009

Avances


Comenzamos con el póster -curioso- de "ORDER OF CHAOS", con Mimi Rogers en el reparto:


Dos versiones de "CROSSING OVER", con Harrison Ford:



Y los dos nuevos carteles de "TERMINATOR SALVATION" (por cierto, el nuevo trailer es impresionante...):



Seguiremos informando...

domingo, 8 de marzo de 2009

Laboratorio Nª66: "Desagradable y Tramposa" (Marzo 2009)



“SLUMDOG MILLIONAIRE”

Buena y Serena Noche Yolanda y demás flatliners e insomnes solitarios desde éste su laboratorio:

Esta noche, como verán, tenemos entre manos un caso ciertamente curioso por lo extraño del tema. Les hablo de la victoriosa “SLUMDOG MILLIONAIRE”. Y digo que es curioso por las siguientes razones: no se trata de una película agradable en absoluto, visualmente no es atractiva y el final te lo sabes antes de empezar. Díganme ustedes si no es curioso que una película, con todos estos –y otros- antecedentes, pueda haber triunfado como lo ha hecho.

Se encumbra al cine hindú, cuando en realidad la película es británica, con algo de financiación francesa. Pero bueno, es el eterno tema del dinero y el arte. En cualquier caso, desengáñense porque, a pesar de la envoltura, no se encuentran ante una verdadera producción de Bollywood.

Lo que sí que es cierto es que en cualquier otro momento de la historia de los Oscar, este título jamás habría recibido tantas estatuillas, emparejándolo con o superando a “GHANDI”, “LAWRENCE DE ARABIA” o “EL PADRINO”, por citarles tres ejemplos nada más. Pero el inconsciente colectivo funciona de locura, y aquí lo borda pues –en general- ves salir a la gente del cine con una cara que pareciera que hubiesen visto al fantasma de Tarzán.


Del reparto, en realidad, nada que destacar. Muy monos y entrañables los niños –que no se nota que estén actuando, como comentan los espectadores transidos de gozo al volver a sus casas-, y los demás… justitos y en su sitio. Correcto.

Danny Boyle, conocido por haber dirigido “LA PLAYA”, “TRAINSPOTTING” o “28 DÍAS DESPUÉS”, tuvo una suerte enorme al volver a encontrar trabajo después de haber firmado la horrenda historia de ciencia-ficción “SUNSHINE”. Pero miren, van y le encargan justo ésta, para ganar el Oscar. No me digan que no hay gente que nace de pie…

La música que A.R. Rahman compuso en 20 días –que se nota-, a excepción del número final de los créditos (que había sido compuesto para otra película) -y de alguna cosilla más- es de un tostón que, en ciertos momentos, nos llega a recordar a ciertos cortes incidentales de subproductos para vídeo o al peor Goblin del giallo italiano de los 70… Muy lejos queda su partitura para aquel film titulado “AGUA”.

Como anécdotas decir:

· Que resulta altamente sorprendente que a unos favelistas, como son los dos niños de la historia, les enseñen en esa especie de escuela la historia de los “3 Mosqueteros”… Pero bueno…
· Que de pequeños los niños hablan hindí, pero que acaban hablando inglés más o menos fluidamente sin recibir una sola lección. ¿Lo aprenderían de los americanos que visitaban el país? Lo curioso es que, también sin haber recibido ninguna educación, Jamal sepa leer y escribir sin problemas. Curioso.
· Por cierto que, en la versión original, a muchos actores se les va la pronunciación de vez en cuando, haciéndolo con acento británico de escuela…
· Que a Jamal le sujetan a la silla con las típicas esposas que todos conocemos, lo cual no es posible porque en la India utilizan grilletes.
· Que nos cuentan al comienzo de la película que el año es 2006, si bien la fecha que figura en el cheque del concurso es 2005. ¿Será para que no lo pueda cobrar?
· Que en el concurso real Jamal habría fallado la pregunta sobre el autor de la canción, que no es el poeta del Siglo XVI Kavi Surdas. Fue compuesta para una película de finales de los años 50, titulada Narsi Bhagat y el verdadero autor es Gopal Nepali.
· Y además de todo esto, para invalidar toda la película, hay que recordarles que el concurso “¿QUIERE SER MILLONARIO?” no se emite en directo en ninguna parte del mundo, sino que se graba previamente. ¿O es que nunca se habían preguntado cómo es posible que cuando utilizan el comodín de la llamada, la persona que la recibe no haya buscado la respuesta correcta con la cantidad de tiempo que transcurre desde que la formulan hasta que el concursante se decide a usar el comodín? ¿Y tampoco se habían preguntado por qué el concursante le tiene que leer la pregunta al que contesta? ¿Pero no se supone que estaría viendo el programa? ¡Hala! Toda la novela, el guión y la película misma a la porra…


Resumiendo: título pillado por los pelos en realidad, que nació de pie y le cayeron los premios sin terminar de creérselo todavía. De hecho la productora estuvo a punto de distribuir este producto directamente en vídeo, sin pasar por salas comerciales… Pero mira tú por dónde…

Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…

domingo, 1 de marzo de 2009

Laboratorio Nº65: "Esta ya la hemos visto..." (Febrero 2009)




“REVOLUTIONARY ROAD”

 

Buena y Serena Noche Yolanda y demás flatliners e insomnes solitarios desde éste su laboratorio:

 

Para esta noche nos hemos dejado una de esas películas que mucha gente, al salir del cine, va a hacerlo pensando lo mucho que le ha gustado lo que ha visto… hasta que se pare a pensar un poco. Les hablo de “REVOLUTIONARY ROAD”, un título tramposo donde los haya, pues la historia es una completa chorrada –vista hasta la saciedad en los “Estrenos TV” de hace 30 años…- que quizá en los 60, cuando fue escrita la novela, pudiera impactarle a alguien, pero que desde luego ahora impresiona menos que una promesa del Ministerio de Economía.

DiCaprio es bueno, pero le importa un pimiento lo que le ha tocado hacer. Otra vez nos encontramos –como en “TITANIC”- con un personaje cuyo físico y edad no se corresponden con lo que quiere representar –en este caso un señor que incluso ha estado combatiendo en la Segunda Guerra Mundial allende los mares-. Y es que las cuentas no salen. Pero vamos a ver, ¿qué hacía? ¿Les tiraba chupetes a los alemanes? ¿Con quién combatía? ¿Con la banda del moco?

Y Kate Winslet… ¿Se ha operado? ¿Está anoréxica? No sabemos qué le pasa a esta chica, pero desde luego se parece cada vez menos a si misma. Está pasada de rosca en este papel de mujer que dice sí cuando en realidad quiere decir nadie sabe qué. Pero claro, como su marido es el director, pues todo vale. Mucho grito, mucha mala leche… cosas estas muy de agradecer a la hora de hacer los clips que se pasan la noche de los Oscar. Y poco más.

Kathy Bates está espantosa e insoportable… y quizá es lo que se propone con la interpretación de un personaje que no nos dice ni fú ni fá. Se la podían haber ahorrado.

El resto del reparto deambula por la historia preguntándose si la decisión que tomaron de pequeños sobre ser actores fue la correcta, en lugar de haberse dedicado a engrasar columpios para monos. Nunca lo sabremos.

Sam Mendes, que nos dejó fríos con la insulsa –pero sobrevalorada por un montón de adolescentes hormonados hasta las orejas- “AMERICAN BEAUTY”, y que prometía bastante con su “CAMINO A LA PERDICIÓN” , nos devuelve de golpe a la realidad: es muy aburrido contando esta historia donde los personajes gritan más que en un partido de fútbol. Le sobra toda aquella secuencia en que aparezcan más de 2 personajes a la vez. Se lía y no sabe qué hacer con ellos. Desde luego no es Berlanga.


 

Como anécdotas decir:

·         Que este rollete se rodó de modo cronológico, o sea, en orden, lo cual nos da exactamente igual

·         O que la película está plagadita de anacronismos en cuanto a enchufes, clavijas y señalizaciones modernas, coches que no serían fabricados hasta 3 años después de la fecha en que se desarrolla la historia, detectores de humos que no existían, luces de emergencia del futuro, cigarrillos light que no se venderían hasta 20 años después, y eso sí: revistas del año de la película que entonces serían nuevas, pero que como las usaron auténticas… pues tienen 53 años de antigüedad y están que se caen de viejas…

 

Resumiendo: título con historia que ya hemos visto muchas veces, con desarrollo y final más que predecibles, donde el espectador sabe todo cuanto va a suceder como una hora antes de que pase. Y, por cierto, me da igual que a mucha gente le tengan engañada con este tipo de cine y que, por tanto, vean en mí al enemigo, cuando en realidad deberían darse cuenta que quien les cobra por entrar a ver estas cosas sí que lo es.

 

Porque esto, queridos insomnes, a pesar de lo que se pueda comentar después, no es cine. Cine era el que protagonizaban Spencer Tracy, Henry Fonda o Katharine Hepburn. ¡O que poco cine han visto, o que bajo está el listón hoy en día… si esto les parece bueno!

 

Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…