lunes, 26 de enero de 2009

Laboratorio Nº62: "DESAGRADABLE LADRILLO" (Enero 2009)



“A CIEGAS”

 

Buena y Serena Noche Yolanda y demás flatliners e insomnes solitarios desde éste su laboratorio:

 

Esta noche Walpurgo me ha propuesto que les haga una advertencia preventiva a 1 mes vista de cierto estreno. Y como no me ha parecido mal, pues ahí lo tienen.

Hablamos de una chorrada titulada “A CIEGAS”, que podrán sufrir ustedes en España para Febrero… si es que hay algún valiente que se atreva a distribuirla -que habría que darle una medalla o revisarle la medicación-

Se basa este tinglado en una novela del Premio Nobel portugués Saramago, -pésima, Don José, lo siento pero las cosas son como son-; novela, como decía, que resulta tan desagradable como una foto de los pies de Frodo después de haber corrido la San Silvestre Vallecana. La historia no le interesa a nadie a partir de los 20 minutos de proyección, que es cuando uno se da cuenta (más aún si se ha leído el tostón de libro) de que no va a pasar absolutamente nada, salvo burradas incalificables, moralmente delirantes y psiquiátricamente preocupantes.

Una Julian Moore teñida hasta los hombros y más fea que nunca –aunque resulta perfecta para este bodrio- es lo único a destacar de este desagradable amasijo. La pobre sufre mucho, siendo la única persona que conserva la vista en un mundo donde todo bicho viviente la ha perdido (como algún político que anda por ahí suelto). Y esta premisa, que daría para estirar varias ideas, se diluye en un ambiente escatológico-hospitalario-nauseabundo-deprimente que tira para atrás.

Mark Ruffalo -¿quién ha engañado a este hombre, haciéndole creer que podría ser actor?- se esfuerza hasta la exageración –literalmente hablando- para convencernos de algo que ni él mismo se cree: que está ciego. Mal.

Danny Glover, que cada vez escoge papeles más esotéricos… tanto que ya ni se sabe si es actor o astrólogo, encarna a un tuerto que, en contra de lo que se puedan ustedes pensar, en este mundo de ciegos NO es el REY. Cuenta una historia que da para pensar que este personaje era el director de la CNN, porque lo sabe todo, ha estado en todas partes, y le ha dado tiempo para aprender calceta –es un decir-. No hay quien se lo trague.

Fernando Meirelles es el director de este producto y, francamente, mejor haría dedicándose a rodar documentales de leyendas eslovacas del deporte o a los anuncios de colonias para el Día del Padre. Su realización es totalmente plana, consiguiendo que suframos a duras penas a base de escatología barata. No dice nada. Y el caso es que el hombre quería, además, dirigir esto en portugués… lo cual habría sido ya delirante. No habría vendido una copia ni a su familia. Además, por expreso deseo y condición del propio Saramago, se comprometió a rodar en lugares que no recordasen a ninguna ciudad o país concreto… y parece que tampoco tenía que recordar a una película…

 

Como anécdotas decir:

 ·         Que el japonés dice vivir en el piso 14, aunque a través de las ventanas vemos árboles a la misma altura. O son sequoyas o este no sabe donde vive… 

·         Que en la secuencia en que unos niños le roban un carrito de supermercado a una pareja y salen corriendo. Y aunque se supone que están ciegos, como el resto del mundo, bien que esquivan un coche aparcado para no pegarse un talegazo contra el. Ah, y encima aciertan a la primera con el camino a seguir…

·         O que el equivalente a la ONCE en Estados Unidos ha puesto a caer de un burro a esta chorrada, por aquello de asociar la ceguera con una especie de castigo divino, a lo que Saramago se lució y respondió con la siguiente frase: “la Estupidez no distingue entre ciegos y no ciegos”. Un monstruo.

 

Resumiendo: título que en tiempos se habría estrenado directamente en VHS, regalado en cualquier periódico por algún sponsor de productos para limpieza. Mala con avaricia, que te hace desear que aparezcan los zombies por detrás de cualquier esquina a ver si salvan la tarde, con un final absurdo que le recordará al espectador lo que se siente cuando a uno le cobran 2 euros por un café: que le han atracado.

 

Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…

martes, 20 de enero de 2009

Avances y Amenazas


Empezamos con otro cartel nuevo para una de las peores y más aburridas películas de las últimas décadas: "A CIEGAS", de estreno en España para Febrero (se la pueden ahorrar):

Otro modelo de cartel para la secuela de "TRANSFORMERS":


La próxima de Eric "el Tronco" Bana, "LOVE THE BEAST", dirigido por sí mismo (lo cual puede ser terrorífico...):


Dos carteles más para "EL CURIOSO CASO DE BENJAMIN BUTTON", película con la primera media hora más aburrida de los últimos tiempos:



Y terminamos con otros 5 posters más de "CORALINE":






Nos vemos...

viernes, 16 de enero de 2009

Laboratorio Nº22: "¡Qué bueno eres, Tommy!" (Marzo 2008)


EN EL VALLE DE ELAH


Buena y Serena Noche Yolanda, y demás flatliners e insomnes solitarios, desde éste, su laboratorio:

 

            He recordado que no les he hablado de “EN EL VALLE DE ELAH”, estrenada hace ya unas cuantas semanas, y a cuyo pase previo nos aventuramos mi mascota y yo –algo reticentes-… Menos mal que el amigo Bardém no estaba también en ésta.

            Y la verdad es que se trata de una buena película al estilo CSI –que lo copian y se repite más que la cebolla, ciertamente…- pero que cuenta con el monstruo Tommy Lee Jones –muy, pero que muy envejecido por las horas que se pasa a la intemperie en su rancho-, y cuyo papel estaba destinado en un principio para Clint Estwood –que tampoco habría estado mal-.

            La historia cojea –la verdad sea dicha- de algo de somnolencia y sosería, lastrada precisamente por basarse en un hecho real, con lo cual no tienen cabida los excesos típicos hollywoodienses. Aunque también se agradece de vez en cuando ver una película algo tranquila, para qué nos vamos a engañar… La narración aunque es más bien lentilla, con bastantes lagunas donde alguien podría pegar alguna cabezada, acaba suscitando un interés ciertamente inesperado, pues llegamos a creer que aquello no va a levantar cabeza en ningún momento. Pero lo hace, afortunadamente.

            Los trastos se van salvando gracias a un guión aceptable, obra de su propio director, Paul Haggis, especialista en tales lides, que ya conocíamos por haber escrito los guiones –entre otros- de “Million Dollar Baby”, “Banderas de Nuestros Padres”, “Cartas Desde Iwo Jima”, “Casino Royale” –por cierto, también ha elaborado el de “Quantum of Solace”, la próxima aventura de 007-, y los de numerosísimos episodios de series para TV, mientras que como director, tal cual, la verdad es que solo tiene como principal crédito “Crash”.

            Tommy Lee Jones lo borda, aunque uno se pregunta continuamente si está actuando soberbiamente… o si es que está realmente tan envejecido como aparenta. En cualquier caso, un 10.

            Charlize Theron vuelve a aguantar el tipo, con poco maquillaje, si bien estamos ya algo aburridos del personaje de mujer-policía poco valorada por sus machistas compañeros y que, al final, resultan ser todos tontos… menos ella… Pero bueno, también se agradece que sea un papel femenino que no se haya metido con calzador en la historia.

De Jason Patrick decir que aquí tenemos el ejemplo perfecto de por qué su carrera no ha ido –ni va a ir- a ninguna parte. Se trata de un actor correcto… pero sin alma. Es como tener delante a un inspector de hacienda diciéndote que todo lo hace por tu bien. No te crees nada, ni aunque te sonría.

            Y de la Sarandon… ¡qué se puede añadir! Que es una fiera. Cualquier cosa que haga la hace bien. Lástima que su papel sea tan breve –aunque muy intenso-. Fenomenal.

            Eso sí, del resto del reparto es mejor ni hablar. Es un ramillete de troncos sin igual. Son tan inexpresivos como los actores de los vídeos propagandísticos electorales. No te crees ni que les hayan pagado por hacer eso… Más bien al revés…

            Como anécdotas comentar que una superficie de color azul -en este caso el coche de marras- NUNCA pasaría por verde si está iluminada –como es el caso- por una farola de vapor de sodio, que no proyecta en absoluto ningún tipo de luz amarilla…  o que hacia la mitad de los créditos se puede apreciar la foto del verdadero soldado en que se basa la película. También decir que al coche de Charlize Theron a veces le desaparecen como por arte de magia las matrículas, para reaparecer después inexplicablemente. Para que se fíe usted de la policía…

            Resumiendo, a pesar de que el final es bastante soso, la pueden ir a ver sin sentirse estafados. Y eso… ¡ya es mucho!

 

Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…

 

miércoles, 14 de enero de 2009

Más "Coraline"

Y ahí va otra remesa de cinco posters más para "CORALINE". Salud.


Y así, poco a poco, podrán tener en breve todos los modelos... ¡Coleccionistas!

lunes, 12 de enero de 2009

Laboratorio Nº61: "El Calvo Mágico.. y no es Mr.Proper" (Enero 2009)



TRANSPORTER 3

Buena y Serena Noche Yolanda y demás flatliners e insomnes solitarios desde éste su laboratorio:

Lo primero, felicitarles el año. Lo segundo, de parte de Walpurgo, –por aquello de que puedan conservar su salud mental, mucha, poca o ninguna, ustedes sabrán- recomendarles encarecidamente que eviten a toda costa tragarse un latazo inenarrable titulado “TRANSPORTER 3” –que ya es preocupante que, con esos guiones y los troncos que las protagonizan, hayan llegado a hacer la tercera…-

Nada más comenzar el tostón que nos ocupa uno ya va temiendo el devenir de los acontecimientos, pues se adivina enseguida que no va a pasar nada en absoluto –al menos nada que sea interesante-, salvo 400 persecuciones en coche… y a pie. Porque es para nota inolvidable ver cómo el armario protagonista persigue corriendo –y da caza- a un coche, a base de destrozar un mercadillo y una fábrica textil, atravesar paredes y volar por los aires, todo ello calva al viento y sin dejarse los kiwis en el proceso. ¡Admirable! Vamos, que es como un trabajador autónomo español.
Al calvo le persiguen, le patean, le disparan más que en el Vietnam, le tiran por los aires… y oiga, ni un arañazo. Es tan absurdo todo ello como delirante. Como un consumidor, solo y desarmado, contra la SGAE. Incombustible.
Y es que este producto infame está dirigido por un tal Oliver Megaton, que el apellido ya da pistas de cómo serán las cosas. Vamos, que es como ser portavoz de un Gobierno y apellidarse “Pinocho”. Este sujeto no tiene nada en su haber que resaltar, salvo quizá la caradura necesaria para hacerse cargo del proyecto…
¿Y Jason Statham –el calvo-? Pues el hombre, como siempre. Un aparador de comedor que, además de marine, debió ser hasta pescador de jurelillos. Sabe hacer de todo y todo lo hace bien. Con 10 de estos se acaban las tonterías en medio mundo. Ríanse ustedes de Rambo…
François Berléand –el poli francés- y Jeroen Krabbé –el diplomático- no hacen mucho, de modo que no tienen ni tiempo para hacerlo mal. Pero ella… pero ella, Natalia Rudakova, ese pez muerto, ese besugo de la interpretación, esa ostra por abrir, ¡Madre de Dios Bendito! ¡Qué pedazo de tocino con ojos! ¡Qué desperdicio genético para la especie! Ahora entiendo a George Lucas cuando pretende sustituir a los actores por ñamos infográficos… ¡No me extraña viendo a esta gamba cocida…!


Como anécdotas decir:
· Que el protagonista conduce un Audi A8 blindado, razón por la que no le meten ni una sola bala en el cuerpo, aunque luego entra por la ventanilla, rompiendo el cristal como si nada. ¿Pero no era blindado?
· O que el mismo cristal, minutos más tarde, está intacto sin que nadie sepa cómo se ha arreglado solo. De hecho, el calvo baja esa misma ventanilla para poder ver mejor cómo se quema un Mercedes…
· Que en la secuencia en que explota la ambulancia y el calvo vuela por los aires a causa de la onda expansiva, cuando se levanta podemos descubrir el pinganillo que lleva en una de las orejas para recibir órdenes del director.
· Que cada vez que el calvo ajusta el volumen de la música en el coche, lo hace enredando con el menú de navegación, lo cual no es posible. Ese software no existe para el Audi A8.
· Y que hay una secuencia en que los malos arman la de Dios para robar el GPS de cierto coche. Lo cual no tiene ningún sentido, porque se lo podían haber llevado más tranquilamente unos minutos antes, en la secuencia en que dejan inconsciente al calvo en su casa, con el coche al lado…

Resumiendo: película para ver en televisión, durante los descansos para los anuncios de “Mira Quién Baila”, mientras el cerebro recupera el flujo sanguíneo y se repone de la experiencia. O mejor: ¡no lo hagan!

Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…

jueves, 1 de enero de 2009

Más "CORALINE"


Como les prometí, aquí tienen una nueva entrega de 10 posters alfabéticos, correspondientes a la publicidad de "CORALINE":












¡Que los disfruten! Ya les seguiré publicando las demás letras.

Desde el Laboratorio, tanto Walpurgo como yo mismo les deseamos una Feliz y Llevadera Crisis 2009 (a ver cómo llegamos al 2010)