martes, 30 de diciembre de 2008

Seguimos con lo que ha de venir...


Empezamos con los dos primeros carteles alfabéticos pertenecientes a "CORALINE" (ya les iré haciendo entrega del resto de las letras):


El horroroso Will Ferrel protagoniza "LAND OF THE LOST" (para el verano que viene), película de la que no esperamos nada bueno...


Y otros dos carteles más para "PUSH":



Salu2

domingo, 28 de diciembre de 2008

Laboratorio Nº20: "Prometer, Prometer y Prometer..." (Febrero 2008)





Buena y Serena Noche Yolanda, y demás flatliners e insomnes solitarios, desde éste, su laboratorio:

             Después de darle la cena a Walpurgo quería hablarles esta noche de la pesadísima “AMOR EN TIEMPOS DEL COLERA”, donde volvemos a toparnos con Javier Bardém y otra de sus interpretaciones típicas. Porque si ya hemos podido disfrutar de su amplio espectro interpretativo en el pasado, encarnando a pervertidos, anormales, asesinos desquiciados, chulos, y otras lindezas por el estilo, ahora nos regala con otro personaje al uso: un follador desquiciado –al que se le calculan 600 víctimas-, que se tira todo lo que pasa por delante de su hambrienta entrepierna. Y menos mal que no se le cruzan ni un caniche… ni la cabra de la Legión… aunque de este modo quizá, al menos desde el punto de vista de algún voyeurista desesperado, este bodrio lograría algo de interés.

            Porque esto es lo que es: un bodrio tremendo, gracias en parte a la chorrada de novela en la que se basa –y aprovecho para enviar un saludo al amigo Gabo, que cualquier cosa que escriba, por mala que sea, ya es considerada obra maestra-. Un abrazo, ya me conoces.


         

   A esta historia le han colocado el apelativo de monumental. Bueno, no seré yo quien lo discuta… Eso queda para la crítica literaria. Pero hombre, decir que es lo más romántico que se ha visto en los últimos tiempos… 

Yo creí que el romanticismo era otra cosa, bastante diferente de las necesidades primarias antropoides de un personaje cuya única obsesión es la de aplicar su masculinidad en cualquier orificio circundante, en cualquier lugar y en cualquier posición… para de este modo –tal y como alguien ha rezongado- “poder curar las heridas afectivas causadas por el primer amor despechado”. ¡Anda que como a todo el mundo le de por lo mismo vamos a tener que salir a la calle con la espalda contra la pared…!  Pero yo no digo nada… Parece una forma muy entretenida de esperar 50 años a que se muera el marido del amor platónico de turno, y quizá por eso lo de “las penas con pan son menos penas…” Todo este tinglado resulta más desconcertante que el gesto que hacen con la mano los cuasi-jubilados-individuos que aparecen en el penoso vídeo de apoyo al presidente Rodríguez –Zapatero-, que más que sus cejas circunflejas parece que están apoyando al Canon de la SGAE.

            Mike Newell se tira –es un decir- 2 horas y 20 minutos,  que es lo que dura el ladrillo en cuestión, para contarnos algo que no llevaría más de 90 minutos… pero parece que estamos volviendo a los tiempos en que parece que cuanto más larga es una película, más obra maestra habemus… Y es horrible. Es tan larga como la presidencia vitalicia del amigo Teddy en la SGAE -¿he dicho yo eso?- El público circundante se revolvía en sus butacas, harto del evento inacabable y de las correrías –en todos los sentidos- del armario Bardém.

            Y es que Newell no sabe qué hacer para darle interés a este plomazo, ni cómo manejar unos personajes que están más vistos que el hilo negro. Su solución: que hagan lo que quieran unos y otros, y él a entretenerse con su director de fotografía –que eso sí les ha salido muy bien-, porque la tarea le resulta tan emocionante como fundar un colegio bilingüe birmano en Morata de Tajuña. Son como niños…


            

Como anécdotas contarles que la boda con que nos castiga este muermo, está situada en un período histórico en el que se habría celebrado realmente en latín, y no en castellano… o que cuando Bardém le dice al doctor que su música favorita es la de Carlos Gardel, todos los que peinamos canas nos quedamos un tanto sorprendidos, pues la película se desarrolla a finales –más o menos- del Siglo XIX, justo cuando Gardel acababa de nacer o era un tierno infante. O Bardém es vidente espiritista –o tiene más previsión que el Ministro de Economía con el barril de crudo-, o Gardel cantaba ya antes de su primera comunión…

            Hagan lo que ustedes crean conveniente… pero, como mucho, esperen a que algún periódico regale esta chorrada en DVD cualquier domingo. No se gasten el dinero… ¡Ah, ¿Qué no he dicho nada de la protagonista?! Ni me molesto…

Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Nuevos Carteles

.
Comenzamos una nueva entrega de novedades -a través de sus carteles-, con la nueva versión de "HALLOWEEN 2":
.
.
Primer cartel de "EL BARÓN ROJO":
.

.
Joaquin Phoenix y Gwyneth Paltrow en "TWO LOVERS":
.
.
Otra variación del cartel para "THE READER", con Ralph Fiennes y Kate Winslet :
.
.
Burt Reynolds y Derek Jacobi protagonizan "A BUNCH OF AMATEURS":
.
.
Espectacular cartel para "PUSH", con superpoderes al canto...
.
.
Otro cartel (esta vez alemán) para "LA PANTERA ROSA 2":
.
.
Volveremos...

lunes, 22 de diciembre de 2008

Laboratorio Nº19: "La Negación de la Inteligencia" (Febrero 2008)

.
.

Buena y Serena Noche Yolanda, y demás flatliners e insomnes solitarios, desde éste, su laboratorio:

 

Estaba elaborando algunas pócimas y críticas de marcada actualidad, cuando Walpurgo ha terminado de montar una pequeña grabación ,que le sugerimos a la SGAE como alternativa al pesadísimo montaje que uno se tiene que tragar cada vez que quiere ver un DVD-. Esta es la versión que le proponemos a nuestros amigos:

 

(clip SGAE)

Nunca robarias en el cepillo de una iglesia…

Nunca mangarias la tele de un geriatrico…

Nunca le quitarias el móvil a un bombero…

Nunca entrarias solo en la sede de la SGAE…

Ahora, hay que ser bobo en Internet para dejar rastro…

Que te pillen… eso sí que tiene delito…

 

Tu miedo es nuestro deseo… Ministerio de Hacienda

 

 

Y ahora vamos ya al tema. Esta noche quería hablarles de cine, pero por culpa de mi mascota… solo podremos estar cerca del séptimo arte si alguno de los presentes en el estudio lleva una foto de Humphrey Bogart en la cartera. Y digo que por culpa de Walpurgo, porque me volvió a liar para acudir al HorribleMegaPlex de la esquina, nada más y nada menos que a tragarnos “MONSTRUOSO” (no, no se refiere al cine español)

Desde luego, hay que reconocer que acertaron con el título, porque aquello es una bazofia que no serviría –en tiempos mejores y más exigentes- ni para dar de comer a los cerdos. Hay que estar mal de la cabeza para decir que este subproducto tiene la más mínima calidad, si bien les están engañando con la información tergiversada sobre su éxito gracias a Internet… y no sé cuántas paridas más.

Es una estupidez supina, dirigida a un público mentalmente débil y deseoso de que le calcen cualquier cosa. Y si encima está rodada de saldo, apestosa cámara en mano –que ya la ha comparado algún indocumentado con la también soberanamente mala “BRUJA DE BLAIR”-, con absolutos desconocidos reclutados en una granja penal –porque son de juzgado de guardia-, y algún iluminado comenta que es una mezcla de “ALIEN” con “GODZILLA”, habrá colas para verla. Seguro.

Este delirio paranoide, durante el cual uno no se explica por qué demonios no se ha marchado ya del cine, te ataca los nervios. No hay trama, solo bandazos de cámara –como si estuviese buscando un billete de 100 euros-, carreras, ladrillos voladores, cucarachas del tamaño de ovejas… Vamos, que parece que estás otra vez jugando al DOOM –o como se llame ahora…-

Los primeros 20 minutos no es que sean insulsos, absurdos, aburridos, memos… -que lo son- sino que parece que estuvieran poniendo a prueba tu paciencia. ¡Es horrible! ¿Y esto era un proyecto secreto? Sería para que nadie saliese corriendo antes de tiempo…

Su director, Matt Reeves, culpable de perpetrar este crimen, no había destacado ni dirigiendo episodios de series de TV, de modo que decidió amargarnos la vida con este bodrio. Hijo mio… ¡en qué hora!

Y me despido con dos gambazos, por contarles algo: que la cabeza de la Estatua de la Libertad está recubierta en la realidad del color verde procedente de la oxidación de años de su material, pero que cuando cae en medio de la calle todo ha desaparecido y muestra un color cobre expléndido. Y que cuando nos enseñan –y son de allí- el puente de Brooklyn, aparece con dos niveles superpuestos, si bien solo tiene uno. Un mal día.

            Ni se les ocurra ir a ver esto.

 

Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Avances... Avances...

.
Comenzamos con Matt Dillon y Kate Beckinsale -tratando de meterle oxígeno a sus respectivas carreras- en "NOTHING BUT THE TRUTH":
.
.
Mark Ruffalo y Ethan Hawke sufrirán lo suyo en "WHAT DOESN´T KILL YOU":
.
.
El tronco/armario Clive Owen y la inexpresiva Naomi Watts y su "THE INTERNATIONAL"
.
.
Repetimos "mobiliario" con Clive Owen y la desaparecida Julia Roberts -suponemos ue esperando el papel que le devuelva al status de "novia de América"- en "DUPLICITY":
.
.
La desconcertante "UNBORN" y sus -por ahora- dos versiones de cartel:
.
.
Y me despido con los magníficos Jeff Goldblum y Willem Dafoe en su esperadísima "ADAM RESURRECTED":
.
.
Salu2

lunes, 15 de diciembre de 2008

Laboratorio Nº60: "Otro resbalón del MI6" (Diciembre 2008)

.

.

“QUANTUM OF SOLACE”

 

Buena y Serena Noche Yolanda y demás flatliners e insomnes solitarios desde éste su laboratorio:

 

Acababa de extender un talón –sin fondos, claro- para pagar la multa de la SGAE por tararear “La Mamma Morta” en la ducha, cuando he decidido hacer caso a Walpurgo… así que les hablaré de “QUANTUM OF SOLACE”… no “SOLÁS” sino “SOLEIS”. Que vendría a significar en traducción libre algo así como “UN MINUCIA DE SOLAZ”… o sea, de “REGOCIJO” –valga la aclaración para los LOGSE y similares.

 .


.

Lo primero que nos llama la atención es que han hecho desaparecer por completo el glamour, el estilo y la elegancia que eran santo y seña de la serie James Bond. Ni siquiera los exteriores por donde discurre la acción están fotografiados como para dar bien en pantalla. Todo es bastante feo.

 

La película se aguanta porque Daniel Craig y Judi Dench hacen todo lo posible por tirar del carro, porque el resto del reparto –excepción hecha de Giancarlo Giannini- es tremebundamente penoso. Armarios. Lo de Olga Kurylenko es de Tribunal de La Haya. ¡Vaya plomo de chica! Es que, además de rusa, parece lela. ¡Qué cosa tan mala!

.


.

Marc Foster, el encargado de perpetrar la dirección, ha logrado destrozar todas las secuencias de acción –o sea, el 98 por ciento del metraje-, a base de volver loco al espectador con la infame cámara espasmódica en mano… que llega un momento en que no tienes ni idea de quién le está sobando la cara a quién. La manía videoclipera de videojuego de moda. Como no saben cómo crear auténtica acción y ritmo narrativo con el lenguaje cinematográfico, se dedican a marear a comenachos, pizzadictos y similares con imágenes destinadas a torturas  y electroshock.

 La música es mala, y la canción “Another Way to Die” de los créditos no se halla –ni por asomo- a la altura de la serie 007, en la que hemos disfrutado de auténticas leyendas que han pasado a la Historia. No sabemos quién ha engañado a los dos pipiolos que cantan, aunque tampoco a quien les ha contratado. Ni los propios títulos de crédito llegan al adjetivo de marginales: una chapuza. Se lo están cargando.

 Como anécdotas decir:

·         Que en los títulos de crédito vemos cómo la pistola de Bond dispara antes de que el percutor llegue a hacer contacto con el arma.

·         Que se supone que la película es continuación directa en el tiempo de “CASINO ROYALE”, y sin embargo, la oficina de M y todo el resto del complejo del MI6 son totalmente diferentes ahora.

·         Que durante la persecución por Siena, podemos ver cómo ambos actores ya no llevan sus zapatos originales, sino zapatillas deportivas negras.

·         Que si se fijan un poco, durante la secuencia en el puerto verán como el maquillaje para crear la cicatriz en la espalda de Camille, se está despegando…

·         Que cuando le dicen a Bond que Greene se dirige a tomar su jet privado en el aeropuerto de Bregenz… pues le están liando, porque en Bregenz no hay aeropuerto…

 .

.

Resumiendo: otro intento fallido y nueva oportunidad desaprovechada para haber devuelto la esencia que hizo famosa a la serie. O vuelven Tom Jones, el Martíni y Mónaco, o muchos nos vamos a borrar. Que me devuelvan a Bond, James Bond.

 Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Más Cosas Que Vienen...

.
Empezamos con 3 versiones del cartel para "GOOD", con Viggo Mortensen en el papel de un buenísimo alemán...
.


.
Kim Basinger -que las pasará de a kilo- aparece en este cartel para "WHILE SHE WAS OUT":
.
.
Un nuevo modelo para la serie de carteles que nos anuncian "MONSTERS Vs ALIENS":
.
.
El anuncio de la extremadamente violenta -por lo que anuncian- "THE PUNISHER":
.
.
Renée Zellweger amenaza con su "NEW IN TOWN"...
.
.
Dos versiones más para "BOLT" (la primera, en hebreo):
.

.
"WHERE GOD LEFT HIS SHOES", con John Leguizamo:
.
.
Antonio Banderas se las verá con Liam Neeson en "THE OTHER MAN":
.
.
"KNOWING" contará con el pasado-de-vueltas Nicolas Cage...
.
.
Dos carteles de "LA DUDA", con Philip Seymour Hoffman y Meryl Streep:
.

.
Y terminamos con otra versión del cartel para el remake de "VIERNES 13":
.
.
Nos vemos...

martes, 9 de diciembre de 2008

Laboratorio Nº58: "La Idiotez como bandera" (Diciembre 2008)

.
.

“QUEMAR DESPUÉS DE LEER”


Buena y Serena Noche Yolanda y demás flatliners e insomnes solitarios desde éste su laboratorio:

 

Otra vez han vuelto a engañar a propios y extraños, sin que ni los unos ni los otros rechisten en absoluto. Como se trata de una peliculita firmada por estos dos gansos caraduras que son los hermanitos Coen, nadie quiere o se atreve a opinar claramente sobre “QUEMAR DESPUÉS DE LEER”. Bodrio soplapollinante desquiciado y estúpido, mezcla de hacerte-perder-el-tiempo-y-el-dinero y broma cruel contra el espectador bienintencionado.

Lo que hagan estos dos sinvergüenzas fílmicos –como le pasa a Woody Allen, que le estrenan como obra maestra cualquier parida que le secrete su colon irritable- pasa a ser un referente entre los iluminatti y los chorras mentales, deseosos de babear sus entradas plastificadas y firmadas –aunque sea por el tio de las palomitas-.

Estos dos presuntos, además, cuentan como un logro el haber escrito el guión de esta basura a la vez que el de su más reciente deposición encumbrada hasta el paroxismo más deprimente: “NO ES PAÍS PARA VIEJOS”. Pues vaya logro. Si la mitad de la poca y dudosa creatividad de los Coen a estas alturas la tuvieron que repartir entre dos tonterías… pues uno comprende el por qué del resultado. Será por lo exageradamente taquero y bochornoso de los diálogos…

George Clooney desgañita la poca vergüenza profesional que le quedaba, volviendo a desaprovechar sus posibilidades artísticas e interpretativas –que las tiene- al intervenir en otra memez a las que ya nos tiene acostumbrados. El hecho de haber dirigido la genial “BUENAS NOCHES Y BUENA SUERTE” es lo que nos da la pista de que nos encontramos ante alguien que podría llegar a ser algo serio en el mundillo, pero que su capacidad de elección de guiones idiotas le está lastrando la carrera gravemente. Hacer de imbécil otra vez no le aporta nada y si sigue así jamás nos entregará la interpretación de la que es capaz. Una lástima.

Frances McDormand yTilda Swinton revolotean por entre el reparto, intentando agarrarse a cualquier salvavidas que les ayude a reforzar algo sus respectivos personajes, a quienes el guión abandona continuamente… Y poco más que añadir. Otra lástima.

Por otro lado, es una lástima ver cómo desperdicia su talento –innegable- un actor como John Malkovich, relegándose a interpretar a un personaje que, además de soltar 1 taco de cada 4 palabras que pronuncia, está perdido en medio de una situación chorras y absurda. Tercera lástima.

De Brad Pitt, cuyo personaje bien lo podría haber encarnado Pepe Pérez, hay muy poco que decir pues su intervención es más testimonial que otra cosa… Cuarta lástima.

Y de sus directores, por no decir “perpetradores”, no les comento ni lo más mínimo. Ni me molesto, aunque les doy la razón en una cosa: que el tema central de su película es la Idiotez. Totalmente de acuerdo.

 

Como anécdotas decir:

 

·         Que los Coen cronometraron al dedillo el montaje para que el primer asesinato sucediese exactamente tras 1 hora de proyección. Pues bueno…

·         Que cuando Brad Pitt y Frances McDormand se hallan en la embajada rusa, detrás de ellos vemos un retrato de Boris Yeltsin, aunque la misma imagen vista a través de la cámara de seguridad nos muestra un retrato… pero de Vladimir Putin.

·         Que cuando se dice en la película que Venezuela no tiene tratado de extradición con Estados Unidos, no saben de lo que hablan… pues sí que lo tiene, desde los años 20.

·         Y que, desde luego, la frasecita publicitaria “LA INTELIGENCIA ES RELATIVA” es perfectamente aplicable a esta hora y media de tontería.

 

Resumiendo: Gazpacho y puré de todo y de nada, aunque triunfará pues el baremo de exigencia en el cine de hoy en día está tan bajo, que se aplauden hasta los anuncios. Es así como zarrapastrosidades y mamandurrias del tipo que nos ocupan pueden triunfar entre un tipo de plebe que se lleva medio cerebro cada vez que se peina.

  Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…

martes, 2 de diciembre de 2008

Laboratorio Nº18: "Ni Frio ni Calor" (Febrero 2008)

.

.

"AHORA O NUNCA"


Buena y Serena Noche Yolanda, y demás flatliners e insomnes solitarios, desde éste, su laboratorio:

 

Le estaba pasando por decimocuarta vez a Walpurgo la grabación de los Goya –emitidos a la antigua, con bucle y todo- para enseñarle lo que no debe hacerse, cómo no debe comportarse o cómo quedar cutre a más no poder. Pero se me ha rendido la criatura… Así que aprovecharé para hablarles de “AHORA O NUNCA” (no, no es un slogan de un partido político). Se trata de la última película hasta la fecha de Jack Nicholson y Morgan Freeman, que deberían ver en versión original, porque en sus voces reside más de la mitad del valor interpretativo de estos dos fuera de serie (lo más alejado de un tal Alberto San Juan, que tiene menos posibilidades de que le llamen buen actor fuera de su círculo familiar de barrio –y no digamos de España- que yo de jugar al golf con Walt Disney… Felicidades por su intervención –y a la cla- al recibir de sus amiguetes el regalito tocomocho del Goya (y digo esto porque cinco minutos cualquiera de Don Alvaro de Luna o Don Alfredo Landa valen más que toda su imposible carrera).

Van a pensar que me estoy haciendo mayor –más aún- cuando les haga esta afirmación: vayan a verla, se la recomiendo –si es que les gusta la dirección de actores y la interpretación pura y dura- aunque, si lo que les va es lo tonto, la ausencia de ingenio, la total falta de gusto y arte, el afán recaudatorio y otras chorradas parecidas… (no, no estoy hablando de la SGAE) les recuerdo que están a tiempo de malgastar su dinero sufriendo a Bardem en “NO ES PAIS PARA VIEJOS” (no, no se refiere a España) o en cualquier otra tontería por el estilo en la que ocasionalmente pudiera intervenir Alberto San Juan (que nominarle a los Max de teatro por su bodrio histórico –en todos los sentidos- de “Marat-Sade” ya tiene tela…)

“AHORA O NUNCA” es uno de esos títulos que serán despreciados o hipervalorados, sin nada en medio, porque no todo el mundo entenderá lo que nos quiere contar la historia. Aunque no es necesario pasar por un hospital para poderla comprender, como ya he oído decir por ahí a algún menesteroso…

.

.

            La historia, contada en 97 minutos solamente –lo cual es de agradecer-, acarrea como casi siempre el problema de la propaganda. Y es que no hay quien se crea que un mecánico, negro y en Estados Unidos, puede tener un pedazo de casa como la que nos pasa por el morro el director Rob Reiner, diríase que intentando vendernos parte del “Sueño Americano”. Es como para preguntarse que “¿cuánto cobrarán en el taller de este tio… si le da para tener esta casa…?”

            Nicholson se lo pasa bomba con todos los tics de diablillo de los que puede hacer gala con su personaje, pero lo hace tan bien… que es perfecto. Y Freeman no le va a la zaga y le aguanta perfectamente el pulso, convirtiendo el producto final no en uno de esos “duelos interpretativos” como les gusta decir a los sesudos, sino más bien en una larguisima escena de diálogo y confidencia…

            Pero lo que canta de verdad son los horribles efectos digitales, y es que no anduvieron finos los técnicos y los hacen notar demasiado –justo lo que no debe suceder nunca-, de modo que acaban por desmerecer más que la falta de gracia, decoro y dicción de quienes enredaron tanto en los Goya como en los Max de teatro… y un recuerdo imborrable a quien eligió las horrendas músicas de relleno durante ambas entregas de premios…

Como anécdotas decir que el actor que hace de hijo de Freeman lo es en la vida real, que las anotaciones de la lista en la hoja de papel cambian posiciones como por encanto, y que después que Nicholson la ha hecho trizas, en las secuencias siguientes está intacta, sin un poco de cello siquiera, o que cuando el asistente de Nicholson camina por el Himalaya… de su boca no sale ni un poquito de vaho. O está muerto y es un zombie –o un contribuyente español-, o no hubo más duros para rematar los pobres efectos… La cosa digital, ya se sabe…

 

Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…