miércoles, 29 de octubre de 2008

Laboratorio Nº15: "Sin éxito en taquilla"

.
.
(esta crítica fue escrita con anterioridad a la entrega de los Oscar, pero emitida con posterioridad, por lo cual sufrió algunos cambios y añadidos; a continuación se reproduce íntegra)


"LA GUERRA DE CHARLIE WILSON"

A principios del siglo XXI, la poderosa SGAE desarrolló un nuevo tipo de enredo llamadoLey del Impulso para la Sociedad de la Información, una tasa digital virtualmente opuesta al consumidor y conocida como Canon. El Canon SGAE era superior por la fuerza –pero no por la Razón-, y bastante inferior en inteligencia a los ingenieros contables que lo crearon.

En las tiendas de toda España, el Canon fue usado contra consumidores esclavos en la arriesgada exploración y compra de cualquier producto electrónico. Después del inocente pataleo del grupo de consumidores de informática en un blog AntiCanonSGAE, estos consumidores fueron declarados proscritos en España bajo pena de más impuestos digitales.

Brigadas de funcionarios aburridos, con el nombre de Unidades de Recaudación Ejecutiva, tenían órdenes de tirarse al cuello al ver a cualquier Consumidor Contestón.

A esto no se le llamó Recaudación Loca, se le llamó Hacer Hucha.

 

España, Marzo, 2008

.

.

Buena y Serena Noche Yolanda, y demás flatliners e insomnes solitarios, desde éste, su laboratorio:

 

Ya tengo a Walpurgo sentado y agarrado a la silla –y les sugiero a todos ustedes que hagan lo mismo- para que la afirmación que voy a hacer no les tire para atrás: hace unas semanas vi una película muy buena. Si señor. Su título: “LA GUERRA DE CHARLIE WILSON”.

Como uno ya va preparado para lo peor, pues no esperaba nada bueno, me sorprendió unTom Hanks en plena forma, dirigido y retenido por otro Mike Nichols también exultante. En fin, que todo eran buenas noticias y mejores augurios. Y es que se nota que el guionista –este, por favor, que abandone la huelga y que siga escribiendo- es Aaron Sorkin, una fiera que trabaja como nadie los diálogos, cuya valía ya quedó demostrada durante las sublimes siete temporadas de la mejor serie de televisión de los últimos tiempos: “EL ALA OESTE”.

            La historia, en su mayor parte basada en hechos reales –lo cual siempre asusta un poco-, nos introduce en los entresijos de la Guerra de Afganistán –y aprovecho para enviar un recuerdo muy especial a la familia Bardém-, y cómo los EE.UU. financiaron guerrillas afganas anti-soviéticas a través de delirantes procedimientos burocráticos, encabezados por el senador Charles Wilson, encarnado por un sensacional Tom Hanks (con todos mis respetos a los demás actores, merecería llevarse el Oscar) que se recrea en un papel que le viene cuadrado, apoyándose en una de las mejores interpretaciones de un actor de reparto de los últimos años: la de Philip Seymour Hoffman, que se sale y le pega un repaso por la derecha al hipervalorado Javier Bardém, que lo deja loco. Y es que uno no se explica cómo le regalan elGlobo de Oro a este individuo Bardém por un papel tan sobado como visto hasta la saciedad, lleno de tics y asesino de paciencia cinefílica… Me refiero, claro está, a su intervención en“No Country For Old Men”. Es Bardém haciendo de Bardém (esperemos que haya justicia en los Oscars). Por cierto, es curioso constatar como un actor tan anti-americano se deleita tanto con Estados Unidos, su poderio económico y sus premios. Pero volvamos al tema…

            Julia Roberts está aceptable en su papel de millonaria tejana, aunque horriblemente fea haciendo de rubia –su maquillador debía estar también en huelga…-, y el resto del reparto acompaña más que aceptablemente a todo este tinglado.

.

.

            Excelente la banda sonora de James Newton Howard, que sigue demostrando que podría llegar a ser uno de los más grandes, a nada que le editasen correctamente sus obras de mediados de los 90. Quizá debería hablar con la SGAE.

 Como anécdotas comentar por ejemplo que cuando vemos al ejército soviético enredando por aquellas tierras, descubrimos que algunos de sus helicópteros y aviones pertenecen en realidad al ejército de Estados Unidos. O que cuando sí han acertado con la nacionalidad de los artefactos, no lo han hecho con su año de producción –pues hay algunos que no se fabricarían hasta mucho tiempo después de la Guerra de Afganistán-. También mencionan la serie de TV “FALCON CREST” antes de que comenzase su emisión. Videntes.

            Y termino: envío mi apoyo moral a la gente de “EL ORFANATO”, que no se merecía quedar fuera de los Oscar, así como una pedorreta cinefílica a los Goya (a ver si protestan este año contra el precio del conejo… en lugar de hablar de cine)

 

Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…

martes, 28 de octubre de 2008

Estrenos

.
Empezamos con algunos posters que han decorado el blog con anterioridad. El primero es el remake de "VIERNES 13":
.
.
Dos versiones de "WHAT JUST HAPPENED" , la próxima de DeNiro:
.
.
"VALKYRIE", remake de "OPERACIÓN VALKIRIA", con Tom Cruise, Kenneth Brannagh y Terence Stamp -entre otros-, con fecha de estreno fijada para Diciembre:
.
.
"LA PANTERA ROSA 2", secuela innecesaria del enorme bluff de Steve Martin:
.
.
Y la esperada "ICE AGE 3: DAWN OF THE DINOSAURS", donde de nuevo esperamos la magistral aparición de la ardilla -no nos engañemos-:
.
.
Pues ya tienen para ir abriendo boca...

domingo, 26 de octubre de 2008

Laboratorio Nº56: "Peluqueros y Terminators" (Octubre 2008)

.
.
“TAKEN”

Buena y Serena Noche Yolanda y demás flatliners e insomnes solitarios desde éste su laboratorio:

Hay veces que he de reconocer que Walpurgo tiene razón, y que esto de las multisalas puede ser una bendición del Cielo. Es cierto. Y lo pudimos comprobar no hace mucho cuando, por seguir el absurdo consejo de un conocido –que ya no puedo llamar “amigo”- nos metimos a ver algo llamado “ZOHAN: LICENCIA PARA PEINAR”, una estupidez repleta del incomprensible humor judio, más propio de los viejos cines de sesión continua de barrio que de un sitio donde te están soplando más de las 1.000 pesetas de entonces, y que solamente les hace gracia a los adolescentes con la ropa interior a lo Superman –o sea, por fuera del pantalón-.
.
.
Para cuando aquello llevaba unos diez minutos de metraje, y el protagonista ya se había metido en el culo una pelota y un pez asado, decidimos largarnos de la sala y meternos en otra. Por cierto, que me volví un momento antes de franquear la puerta, y el protagonista se acababa de meter un pez por dentro del bañador para que le mordiese… eso. Y había algún enfermo que perdía la poca dignidad humana que le quedaba, rompiendo a reír con aquella asnada. Delirante.

Pues como les decía –y de ahí lo de calificar a las multisalas como una bendición- nos cambiamos y entramos a ver la recién empezada “TAKEN”, con Liam Neeson, Famke Janssen y algún otro sujeto. Así que esa es la película que les quiero comentar.

El tema es el mismo de siempre, repetido hasta la saciedad, con la diferencia de que suele cambiar el protagonista, que no la historia. Padre con pasado de marine, servicio secreto, operaciones especiales, espía, ¡o vaya usted a saber!, cuya pobre hija –quinceañera y estúpida- comprueba lo que es la vida tras no hacer caso al carca de su padre, que luego tiene que recorrerse medio mundo para matar a media población albanokosovar de París –porque todos son terroristas o traficantes de algo- y así poder rescatar a la “tonta-la-niña”. O sea, lo de siempre.

Y asistimos, desgraciadamente, a unas ensaladas de tiros totalmente desproporcionadas e irreales, de donde no saldría vivo ni Arnold Schwarzennegger. Rizan el rizo –como bien dice Walpurgo- de un modo innecesario, porque ni le disparan nunca dos tios a la vez –y son unos cuantos, pero van llegando a poquitos, en fila india y mirando al tendido-, ni tienen puntería alguna. Eso sí, destrozan un Chateau, un edificio, una cementera, un yate y medio París, sin rozarle siquiera el suspensorio al protagonista. No sé cómo teniendo Rambos como éste han podido perder una sola guerra. Con media docena de estos puedes dejar limpio Oriente Medio.

Del reparto… pues es que no se puede decir mucho. Salvo Liam Neeson –que siempre lo hace bien, incluyendo películas alimenticias como ésta que nos ocupa-, el resto son como los “Phoskitos”: “regalos y pastelitos”. Podrían quedar muy bien en el escaparate de una pastelería… mientras no hicieran muecas queriendo aparentar que gesticulan, pareciendo que sufren mucho... porque no te lo crees… Pero es lo que hay hoy en día. Tienen la misma carga e intensidad dramática que el Hombre del Tiempo cuando te cuenta que va a nevar por encima de los 600 metros.

Del director, Pierre Morel, no se puede decir prácticamente nada, salvo que le encantan las persecuciones exageradas, o que dirigió la primera entrega de “TRANSPORTER” y cuatro o cinco cosillas más. Su verdadera profesión es la de director de fotografía y encargado de iluminación, así que pasaremos de puntillas sobre sus cualidades –más bien breves- como realizador.

Como anécdotas decir:

Que no sabemos cómo es posible que suene el teléfono móvil de la hija de Neeson, ya que la cámara nos muestra el aparato lo bastante de cerca como para comprobar que tiene conectado el modo de “silencio”.
Que cuando el secuestrador habla con Neeson por el móvil de la hija y le cuelga, suena como lo hace un teléfono fijo… y no un móvil.
Que cuando Neeson reproduce la grabación que hizo durante el secuestro de su hija, escucha cosas que sucedieron antes de que él comenzase a grabar.
O que a Famke Janssen le ha afectado tanto el tema de la película, que se ha convertido en embajadora de buena voluntad de la ONU contra el Crimen y las Drogas. Mejor, porque como actriz lo tiene crudo…

Resumiendo: título que pueden ver si se han colado y han sacado entradas para ver otra tontería –de las muchas que asolan nuestros cines-, o si alguien les estaba empujando para meterse a ver algo de sexo, cutrez social a mantas, delincuencia marginal o guerra civil… o sea, Cine Español. En cualquier caso, mejor no se la jueguen y lean gratis en la tienda de peluches y chorradas de al lado.

Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…

jueves, 23 de octubre de 2008

Carteles, carteles...

.
Y estrenos, estrenos...

El primero viene de Disney & Pixar -reconciliados y deseosos de ganar pasta-. Se trata de "UP", que será estrenada en los IMAX en 3D:
.
.
Aquí tenemos otra versión del cartel de la próxima peli dirigida por Clint Eastwood: "THE CHANGELING"...
.
.
"EASY VIRTUE", con el pobre Colin Firth intentando remontar su carrera después de la penosa actuación con que nos regaló en "MAMMA MIA!":
.
.
Ahora otra versión más (y ya van...) del cartel para "AUSTRALIA", con Nicole Kidman y el cada vez más "tronco" Hugh Jackman...
.
.
Y nos vamos, cogidos de la mano -y del cartel- de la última de Robert Carlyle: "STONE OF DESTINY"...
.
Hasta los próximos carteles...

lunes, 20 de octubre de 2008

Laboratorio Nº14: "No aciertan con esta novela..."


.

.

"SOY LEYENDA"


Buena y Serena Noche Yolanda, y demás flatliners e insomnes solitarios, desde éste, su laboratorio:

 

Estaba esperando a que volviese el Doctor, cuando se me ha ocurrido…

Walpurgo, ¿qué haces?  Disculpen todos ustedes, pero mi mascota ha cedido a la tentación del micrófono… Walpurgo, siéntate ahí…

 

Una vez neutralizado este pequeño efecto golpista, quería hablarles sobre “SOY LEYENDA”… y es que otra vez han vuelto a enredar con una historia que Richard Matheson les dejó perfectamente desarrollada en su novela de 1956, hasta el punto de permitir entrever sus posibilidades cinematográficas con total claridad, y sentando las bases iconográficas de un subgénero que podríamos denominar “post apocalíptico”, en donde asistimos a la agónica supervivencia del protagonista –Robert Neville- en un mundo desolado (como cualquier contribuyente español) y permanentemente amenazado por hordas de enfermos que creen ser vampiros que solo buscan acabar con toda esperanza de vida que no sea la suya propia (como la SGAE).

.

.

La premisa, con ser interesante desde el punto de vista del Fantástico, nunca ha tenido la suerte de ser llevada a pantalla respetando sus acontecimientos –que, además, son los que la convertían en un clásico dentro del género-. No señor. Los sucesivos guionistas siempre han reinventado la historia como han querido, cepillándose en el proceso toda la dialéctica y la confusión del héroe, así como el final de la novela –obvio e irremediable-.

Las anteriores adaptaciones fueron: “EL ÚLTIMO HOMBRE SOBRE LA TIERRA”, de 1964 con Vincent Price, “EL ÚLTIMO HOMBRE VIVO”, de 1971 con Charlton Heston, y “SOY OMEGA” de 2007, una bazofia destinada al mercado DVD y no estrenada en España –afortunadamente- que aprovechaba el tirón de la inminente versión que hoy nos ocupa, con el tronco Mark Dacascos de protagonista (por llamarlo de alguna forma), en una historia delirante y macarra como ella sola.

Hasta el momento –e incluyo la nueva de Will Smith- todas las adaptaciones han sido un fracaso. Ni este nuevo héroe de color -con toda su afición- es capaz de salvar el producto que nos vende con envoltorio de superproducción, aderezada con grandilocuentes efectos especiales. Al comienzo parece que nos van a llevar por el camino de contar lo que nosotros haríamos si tuviésemos una ciudad entera a disposición nuestra, pero la posible gozada mirona se acaba pronto y al guionista enseguida le entran ganas de acción (o lo que él entiende por tal). Y es entonces cuando aparecen los nefastos ñamos calvos infográficos que tal vez -siendo generosos en la apreciación-, funcionarían mejor si no les viésemos de un modo tan evidente, sino solo incluyéndolos en rápidos planos cortos al estilo del legendario Alien-.

.

.

También es aquí cuando surgen las incongruencias de guión que desparraman la historia –y se la cargan-, pues muchas de las cosas que suceden no tienen ningún sentido (sobre todo la secuencia ante la casa-guarida del protagonista, que sitúa una defensa con explosivos tan cerca… que cuando los detona destroza la mitad del inmueble… y eso que ha tenido tres años para prepararlo todo, según nos cuentan). Luego todo se resuelve en apenas cuatro minutos, y a un señor tan precavido que ha estado sobreviviendo tantísimo tiempo, las cosas se le tuercen de un modo tan rápido como exagerado, pero te tienes que creer que la muchachita que aparece con el niño a cuestas debe ser una especie de marine sideral, capaz de tirar para adelante sin tanta preparación como el protagonista.

Resumiendo: historia reventada nuevamente por un guionista que podía haber estado en huelga desde la primera comunión -y no nos habríamos perdido nada-, dirección bastante planita y aburridilla -salvo un par de secuencias interesantes-, un Will Smith que quiere pero no puede, y –para variar- una chica que no cuela. Nunca sabremos si este proyecto habría sido mejor -o qué- de haberlo protagonizado sus primeros candidatos: Arnold Schwarzenneger (muy ocupado dictando sentencias de muerte), o Tom Cruise. Eso quedará en el misterio.

            Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…

miércoles, 15 de octubre de 2008

Laboratorio Nº13: "La Inexactitud como Bandera..." (Enero 2008)

.

.

"ELIZABETH: LA EDAD DORADA"


Buena y Serena Noche Yolanda, y demás flatliners e insomnes solitarios, desde éste, su laboratorio:

 

Repasaba con Walpurgo sus clases de Tai Chi, cuando se me ha ocurrido -¡en qué hora!- recuperar uno de los últimos estrenos del fenecido 2007: “ELIZABETH: LA EDAD DORADA”. ¡La Virgen, qué pollinada de película!

La culpa de ver esta obra de ciencia-ficción la tengo yo mismo –lo confieso- porque su primera parte fue razonablemente pasable en su día. ¡Pero ésta…! Es más falsa que la Ley para el Impulso de la Sociedad de la Información… que da totalmente la sensación de que si una medida es absolutamente idiota pero es bautizada con algún nombre rimbombante, se transformará en algo magnífico… Nuevamente gracias SGAE.

Lo primero que se te viene a la cabeza es que en el subproducto asaltacaminos que nos ocupa brilla por su ausencia la majestuosidad del legendario cine histórico británico, y lo segundo es la desaparición de personajes fundamentales en el periodo que se narra: por ejemplo, te vuelves loco intentando situar los acontecimientos en los que debería aparecer el duque de Leicester, que no sale por ninguna parte. Después te preguntas cómo un sujeto tan porcino como Walter Raleigh, perpetrado y reinventado por el tronco –pero de sequoya- de Clive Owen, actor pétreo como un Naranjo de Bulnes, inexpresivo como una talla románica y menos dulce que un pomelo, ha sido convertido en el adalid amante y aventurero a lo Indiana Jones que se cuelga de las sogas de los barcos como Errol Flynn. ¿De dónde se han sacado a este mequetrefe?

Cate Blanchett está cómoda embutida en su vestuario, así como en un papel que le reporta un buen dinerillo, pero por el que no hace ni ganas de comer. Y además no se cree lo que dice, ayudada por unos diálogos con calidad de serie española de televisión y por una dirección plana, fofa y falta de toda brillantez, ignorante de qué hacer con los actores.

Pero el colmo del bochorno llega de la mano de un compatriota, Jordi Mollá, con su –y cito textualmente- “creación nueva y libre del personaje de Felipe II” a quien el frenillo y la gola demasiado prieta le impiden articular dos palabras mínimamente inteligibles. Este aburrido y sobrevalorado cómico destroza, en aras de un revisionismo histórico tan de moda como absurdo e innecesario, una figura histórica –que sería muchas cosas, pero que ni creo que fuese patizambo (o es que Mollá estaba escocido durante el rodaje), ni que se le cayese la baba -como a otros-.

Porque una cosa es permitirse licencias y otra es inventárselo todo. Sin ir más lejos, Elizabeth acudió a esperar a la temida Armada Española en el estuario del Tamesis, que está justo a la vuelta de la isla y a bastantes millas de donde se produjo el encontronazo con los barcos ingleses. De lo cual resulta que fue imposible que la reina viese nada de cuanto sucedió en el Canal, y mucho menos que lo hiciese desde los inmensos acantilados que aparecen en pantalla… pues en la desembocadura del Tamesis no los hay. Así que toda esta secuencia a lo Juana de Arco, peluca kilométrica y reluciente armadura estilo Excalibur sobra totalmente.

Ah, y para rematar, decirles que el cuadro de la reina que aparece en la secuencia de la muerte de Wolsingham, no se pintó hasta 10 años después de enterrado el buen hombre… Ni una han acertado.

            Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…

lunes, 13 de octubre de 2008

Laboratorio N'55: "Armarios, Aburrimiento, Acefalia..." (Octubre 2008)

.
.

“BABYLON”

 Buena y Serena Noche Yolanda y demás flatliners e insomnes solitarios desde éste su laboratorio:

 El Cine puede crear obras que pervivan en la memoria del público, como productos magistrales destinados a alcanzar la gloria del Arte y un puesto en la Historia… Y luego hay basuras como la que les voy a destrozar esta noche, mientras Walpurgo hace sus deberes.

La bazofia incalificable a la que me refiero es “BABYLON”, subproducto infame, propio de cinematografías bananeras, socialmente en declive y espiritualmente perdidas para la causa.

Esta enorme memez, interpretada –es un decir- por el tronco Vin Diesel, nos lleva por escenarios vistos hasta la saciedad en todo tipo de películas fascisto-postapocalípticas, con estética “MAD MAX” remezclada con “TERRITORIO COMANCHE”, y salpicada con unos efectos especiales penosos, exagerados hasta la idiotez demencial más bochornosa.

La historia es una astracanada violento-rockero-genocida de proporciones bíblicas, aderezada con una música –que más parece una terapia de electroshock- que merece acabar en un juzgado de guardia –o directamente en la cárcel-. Y habrá enfermos que disfrutarán con el ruido continuo de toda esta basura, que pulveriza los tímpanos y el alma misma. Es más mala que el concierto de Los Diez Tenores en la Casa de Campo de Madrid.

Yo comprendo que hay que comer y pagar las facturas del abrillantador de calvas, las garrafas de botox de Carrefour y los Kleenex con aroma a pera limonera, pero es que Vin Diesel ha perdido la dignidad –si es que alguna vez la tuvo-, del mismo modo que lo han hecho los patéticos Gerard Depardieu y Charlotte Rampling, cuyas carreras llevan el mismo camino que la economía española.

El calvo vuela por los aires, le machacan el cráneo, le pisan las costillas, le bombardean, le ametrallan… sin darle una sola concesión a la veracidad en lo que respecta a la fisiología humana. Es que no se despeina… Bueno, claro, eso lo tiene difícil… Sobrevive a todo y a todos. Es un monstruo… como Bardem. Ambos hablan un inglés tan entredentado que el cheli parece obra de Shakespeare.

Y no sé si hablarles sobre las muertas vivientes que le acompañan en el viaje a la tierra prometida: Michelle Yeoh (que más vale que abriese un Todo-A-100), y la inexpresiva Melanie Thierry (que nadie sabe quien le ha engañado haciéndole creer que lo suyo es la interpretación). ¡Que plomos! ¡Qué cosa más mala! ¿Pero de dónde han sacado a estas criaturas?

Del director, Matthieu Kassovitz, nada. Decir que esto ha sido dirigido por alguien sería como comparar la octava de Mahler con una canción de Hombres G. Es imposible creer que un ser humano en sus cabales haya podido darle el visto bueno ni a los títulos de crédito. ¡Horroroso! De verdad que el cine actual estaba mal, pero con este subproducto se ha enterrado. Casi dan ganas de ver televisión…

 Como anécdotas decir:

·         Que primero afirman que el monasterio se encuentra en Mongolia, pero que al final resulta estar en Kazastán. Así que uno se pregunta cómo narices lo encuentra el protagonista…

·         Que la productora recortó 70 minutos del montaje original, lo cual no le gustó nada al director, por lo cual el hombre se cabreó tanto, que la película no tuvo ninguna promoción para el lanzamiento. Ni siquiera se hizo un pase previo de prensa en Estados Unidos.

·         Que el director confiesa haberse pasado cinco años adaptando esta tontería para la gran pantalla. Pues lástima de tiempo desperdiciado, que lo podría haber aprovechado limpiando lentejas o rellenando autodefinidos en croata…

·         O que el presupuesto se disparó por encima de lo calculado… aunque no les luce lo más mínimo.

 Resumiendo: título para ver si se hallan convalecientes de una trepanación de urgencia… o si se han quedado lelos por culpa de una explosión de bazo causada por la risa cuando les cuentan por TV que el sistema bancario español es sólido… aunque no tenga dinero para dar créditos. Delirante.

 Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…

domingo, 12 de octubre de 2008

Más películas que vienen...

.
Y continuamos con los títulos que están de camino a las pantallas, a través de sus carteles. El primero es el correspondiente a Alemania para la nueva versión de "ULTIMATUM A LA TIERRA":
.
.
El siguiente pertenece a la segunda parte de la hagiografía del Che Guevara, "GUERRILLA"
.
.
Los títulos siempre son aproximados... porque las distribuidoras hacen luego lo que quieren con ellos, de modo que ni me molesto en presuponer cómo se llamará tal o cual película cuando la estrenen en nuestras pantallas. O dicho de otro modo, aquí tienen el cartel de "DEFIANCE", protagonizada por Daniel "007" Craig:
.
.
Y aunque se supone que nos dedicamos al cine, también hay un huequecito para una serie de TV. Se trata de la adaptación como miniserie de 4 horas de "BEN HUR" (parece que bastante más violenta y sangrienta que la peli -a juzgar por el cartel-:
.
.
Finalmente tenemos el anuncio de "FROST/NIXON", que sobre el papel -en teoría- promete ser interesante (pero ya veremos...):
.
.
Y aquí lo dejamos por el momento. Un saludo a todos los flatliners e insomnes solitarios...

miércoles, 8 de octubre de 2008

Laboratorio Nº12: "Pestiño al Canto" (Diciembre 2007)

.

.

"MR. BROOKS"


Buena y Serena Noche Yolanda, y demás flatliners e insomnes solitarios, desde éste, su laboratorio:

 

Me van a perdonar el subidón de bilirrubina, pero es que cuando creía haberlo visto todo, siempre me acabo encontrando desechos a nada que me descuido. Menos mal que dejé a Walpurgo vigilando algunos experimentos y no me lo llevé a ver esta auténtica asnada titulada “MR. BROOKS”, pérdida de tiempo y de dinero sin precedentes, insulto a la paciencia y ensalzamiento a la falta de cerebro de los guionistas…

Y digo pérdida de dinero porque ya está bien el atraco en taquilla, que parece que estás dando la entrada para llevarte luego la butaca a casa. Aunque para algunos “no es que el Cine sea caro o haya subido” sino que “es que el espectador no ha interiorizado lo que significa el valor de un Euro”. Surrealista.

Como decía, el pobre espectador vuelve a picar y sufre nuevamente a Kevin Costner, cuya carrera tiene menos posibilidades de salir adelante que las que tengo yo de ponerle un tapón a Michael Jordan.

No se dejen engañar por el comienzo, donde parece que va a pasar algo interesante, pues la sensación no va más allá de un par de minutos –siendo generosos-. Vamos, el doble que muchas películas españolas. La trama que sigue es tediosa, pues al cabo de muy poquito tiempo ya te importa un auténtico pimiento lo que le pueda suceder al protagonista, que ya te lo imaginas en cualquier caso, porque lo plano de la historia no da ni par algún golpe de guión minimamente interesante. Vamos, que incluso se agradecerían uno o dos platillos volantes aterrizando por algún sitio…

Kevin Costner está cara de cartón total, más inexpresivo que el sujeto que te corta la entrada, y acabas esperando que la virgen se le aparezca, lo ilumine, y le dibuje una pequeña mueca que recuerde a un gesto. Pero es que su alter-ego, perpetrado por un deprimente y avejentado William Hurt, incapaz también de abrir los ojos un poco más que la boca -será corto de pellejo-, personaje gorrinesco e inútil, le pone de los nervios a cualquiera en su sano juicio. ¡Qué memez de creación! No se veía nada igual desde el lifting de Roy Scheider para sus andanzas televisivas, que pareciera que le hubiesen cosido entre la frente y la nuca un filete de pollo. ¡Y hay quien dice que esto le recuerda a mi buen amigo el Dr.Jeckyll!

¡Y qué decir de Demi Moore! Interpreta –es un decir- a un personaje que sobra totalmente, porque no descubriría nada en absoluto ni aunque le hubiesen puesto una estrella de Belén de neón apuntando a la cabeza del asesino. Inexpresiva y acelerada a partes iguales. Está tan operada esta criatura que cuando aparece la primera vez en pantalla no la reconoces y crees que te suena de haberla visto en algún anuncio de precocinados. Inolvidable su historia de superwoman, engazpachada en una subtrama metida con calzador en el conjunto de todo este despropósito…

Del director –y también guionista- solo hay que decir que fue el culpable del guión de “LA ISLA DE LAS CABEZAS CORTADAS”, con lo que todo queda dicho.

El resto del reparto, encabezado por una de las protagonistas del CSI Las Vegas, Marg Helgenberger (que mejor que siga en televisión), seguida por la niña clónica Dani Panabaker, cuya carrera –mientras no crezca- está asegurada para siempre –como hasta ahora, que solamente ha hecho papeles de hija de alguien-, y terminando con Dane Cook –el fotógrafo y matón aficionado- nos recuerda qué es lo que no deberemos volver a creer nunca de las campañas publicitarias: “que la película es buena porque lo dicen los que la han perpetrado”.

Como anécdota comentar que no hacen más que verse matrículas, carreteras, cadenas de farmacias y bancos que no existen en Oregón, donde se supone que se desarrolla esta patochada. Que la furgoneta que emplea el surrealista archienemigo de Demi Moore no hace más que pegarse talegazos contra todos los coches que se encuentra a su paso, pero que cuando termina la secuencia vemos que ha debido pasar por algún taller de chapa y pintura por el camino, pues no le queda ni un rasguño.  Y que el primer tipo que Mr.Brooks mata está en pelota picada, si bien después le aparecen milagrosamente unos calzoncillos, que a continuación desaparecen misteriosamente…

Resumiendo: si se quieren quitar el mal sabor de boca si es que persisten –inexplicablemente- en su intención de ver esta chorrada, que además de desagradable (a ratos) es mala (todo el tiempo), allá ustedes. No digan que no se lo advertí.

 

            Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…

 

Más estrenos (alguno para largo todavía)

.
Tom Hanks nos sorprenderá o aburrirá (lo más probable) con su "ANGELES O DEMONIOS", del ínclito Dan Brown... pero no será hasta Mayo del 2009.
.

.
Y nos martillearán los sesos con las "CRÓNICAS MUTANTES", de la que tienen aquí tres modelos diferentes de cartel:
.

.
Hasta muy pronto...

lunes, 6 de octubre de 2008

Laboratorio Nº54: "Irrepetibles" (Octubre 2008)

.
.

“DOS HOMBRES Y UN DESTINO”

(Esta crítica fue editada para su emisión en el programa de radio por motivos de tiempo. La que verán a continuación es la versión íntegra)

Buena y Serena Noche Yolanda y demás flatliners e insomnes solitarios desde éste su laboratorio:

Esta noche me parecía obligado rendir un homenaje más que merecido a Paul Newman, uno de los más grandes actores de la Historia del Cine, tan magnífico como actor que como ser humano. Se trataba de uno de los últimos mitos que nos quedaban de cuando el cine era cine, las películas no eran los bodrios que son ahora, y de cuando los actores eran estrellas de renombre por méritos propios.

Newman simbolizaba la estabilidad, la decencia y el saber-hacer de quien sentía pasión por su trabajo, mostrando además una ejemplaridad en la vida privada sin parangón. A día de hoy, por ejemplo, sus donaciones a caridad se elevan a más de 220 millones de dólares, aparte de la creación de centros para niños terminales y otras muchas actividades relacionadas con lo social. Llegó a afirmar que ganaba más dinero con sus salsas que con sus películas. Un fuera de serie.

Y, como decía, para rendir este homenaje, Walpurgo me ha sugerido que les comente algunas cosas sobre una de sus más emblemáticas películas: “DOS HOMBRES Y UN DESTINO”. Vamos con ello.

Para empezar habría que referirse no a la tontería de título que la distribuidora escogió para su estreno en España, sino al original: “BUTCH CASSIDY AND THE SUNDANCE KID”, que en un principio era al revés: “THE SUNDANCE KID AND BUTCH CASSIDY”. Steve McQueen (en dura competencia con Warren Beatty y Marlon Brando, y después que Jack Lemmon hubiera abandonado el proyecto a causa del rodaje de “LA EXTRAÑA PAREJA”) fue elegido para encarnar el personaje de Sundance y Newman, que acabó produciendo también parte de la película, el de Butch Cassidy. Finalmente, cuando McQueen declinó filmar la película, se contrató a Robert Redford, cambiando de orden el título.
Por cierto, hablando de contratos y personajes, decir que Dustin Hoffman estuvo a punto de llevarse el personaje de Paul Newman.
El director, George Roy Hill, también dirigiría unos años después a la pareja protagonista en “EL GOLPE”. Y estos dos títulos fueron, en realidad, los únicos éxitos reales que tuvo el hombre.
El guión de es William Goldman, un profesional soberbio que cuenta en su haber con títulos como “HARPER, INVESTIGADOR PRIVADO”, “TODOS LOS HOMBRES DEL PRESIDENTE”, “MARATHON MAN”, “UN PUENTE LEJANO”, “LA PRINCESA PROMETIDA”, “LOS DEMONIOS DE LA NOCHE”… Desde luego, con este currículum, el éxito parecía asegurado.

Como anécdotas decir:

· Que en la película Sundance afirma haber nacido en New Jersey, cuando el personaje real lo hizo en Pennsylvania.
· Que las fotos de Katharine Ross, Newman y Redford en Nueva York, están tomadas en los decorados de “HELLO DOLLY!”, que se rodaba en el plató contiguo.
· Que durante el rodaje en Méjico ninguno de los tres contrajo las diarreas de la conocida “venganza de Moctezuma”, mientras que el resto del equipo al completo sí lo hizo. Y es que ellos tres fueron los únicos que no probaron el agua de allí, sino que se dedicaron a la Coca Cola y el alcohol.
· Que Newman y Redford sí saltaron por un barranco en la famosa secuencia, aunque solamente fueron un par de metros, aterrizando en unas colchonetas. El salto comenzó en Colorado y lo terminaron dos especialistas, desde una grúa, en California. Un salto largo…
· Que si se fijan, durante la secuencia del asalto al segundo tren, cuando llegan los Pinkerton a bordo del suyo, el humo de la locomotora no sale de la chimenea, sino que entra… pues la secuencia está filmada al revés para ajustar la frenada del convoy.
· Que para que Bill, el toro, se cabrease y arremetiera, le rociaron los testículos con un spray irritante. El bicho aguantó lo indecible, hasta que finalmente se le pusieron como tomates –los ojos- y les dio los planos que buscaban.
· Que tratándose de Bolivia el lugar donde acaban huyendo, curiosamente todo el mundo habla con acento mejicano.
· Que el auténtico pueblo de San Vicente, donde se produjo el tiroteo final, se halla a casi 5.000 metros de altura sobre el nivel del mar, lo cual hace que sea imposible que existan todos los frondosos árboles que vemos en la película.
· Que Sundance, en esa misma secuencia final, dispara sus dos revólveres –sin recargar- hasta 16 veces, cuando solamente tiene 12 balas.
· Que, en total, en la película se mata a 30 personas (anda que, si se llega a rodar ahora, habrían sido 3.000)
· Que la verdadera hermana de Butch Cassidy anduvo paseando por el rodaje, aportando algunas anécdotas sobre la historia del forajido, además de bendecir el trabajo de Paul Newman.
· O que los productores querían que Bob Dylan hubiera cantado el famoso tema de la película, compuesto por Burt Bacharach, pero que a Dylan no le interesó en absoluto el tema.

Resumiendo: “DOS HOMBRES Y UN DESTINO” compitió en la edición de los Oscars de aquel año con títulos como “MIDNIGHT COWBOY”, “ANA DE LOS MIL DÍAS”, “HELLO, DOLLY!”, “Z”, “ADIÓS, MR. CHIPS”, “VALOR DE LEY” (el único Oscar que ganó John Wayne), “DANZAD, DANZAD MALDITOS”, “EASY RIDER”, “GRUPO SALVAJE”, “EL SECRETO DE SANTA VITTORIA”, “AL ESTE DE JAVA”, “LA LEYENDA DE LA CIUDAD SIN NOMBRE”…. Y ya ni me molesto en recordarles que hay indocumentados que siguen diciendo que ahora se hace cine. Como dice mi mascota, ¡anda ya!

Disfruten de los clásicos y no se traguen tanto “Gran Hermano”. Ustedes mismos…

Buena y Serena Noche Yolanda y demás insomnes…